Pulgas y Garrapatas en perros

Con la llegada de la primavera retorna el buen tiempo, las temperaturas suben… y vuelven las pulgas. Estos pequeños insectos tienen el tamaño de una cabeza de alfiler y son de color oscuro; se alimentan de la sangre de nuestra mascota, corren a gran velocidad y saltan distancias increíbles para su tamaño.

Según van chupando más sangre se van volviendo de un color más claro. Además tienen una gran capacidad de reproducción pues se calcula que una sola hembra puede poner entre 500 y 1000 huevos en su vida. Las condiciones ideales para la pulga son una temperatura de 35 grados y una humedad relativa del 70%.

caricatura perro y pulgas

Las pulgas saltan a la piel de nuestro perro y rápidamente empiezan a proliferar. Eligen para poner sus huevos zonas donde el pelaje esté enredado o sucio, ya que sus larvas se alimentan de partículas que hay en este entorno. Sus zonas preferidas son aquellas calientes y húmedas y a las que el animal no llega a rascarse como la unión de las patas con el cuerpo, el principio de la cola, abdomen, cuello o bajo las orejas.

Cómo saber si tu perro tiene pulgas

Se calcula que, debido a su pequeño tamaño y a su gran velocidad, solamente vemos el 5% de las pulgas que hay, aunque esto depende del perro, así que si vemos alguna debemos tener cuidado. Las pulgas adultas viven en el cuerpo del animal pero las larvas viven en lugares donde el perro suele estar, como su lugar de dormir, alfombras, mantas o incluso en nuestra cama si el perro suele andar por ella.

pulgas

 

Se recomienda observar a nuestro perro, fijarnos en si se rasca o lame alguna zona más de lo normal o si agita mucho la cabeza, y examinarlo habitualmente durante la primavera y el verano sobre todo tras haber estado por lugares con tierra. Para examinarlo podemos ponerlo boca arriba y mirar bien por todas las zonas, especialmente las más propensas a albergar pulgas. Si el rascado es excesivo puede haber pérdida de pelo en la zona y aparecer alguna costra.

Garrapatas en perros

Las garrapatas son pequeños arácnidos que se alimentan de sangre. Al igual que las pulgas, aparecen con fuerza al llegar el buen tiempo, aunque podemos encontrarlas durante todo el año. Normalmente viven en la hierba y en la arena, donde esperan a que pase un animal al que adherirse para fijarse a él y chuparle la sangre.

También pueden parasitar a seres humanos y en ocasiones transmitir enfermedades con su picadura, como la enfermedad de Lyme, aunque esto ocurre rara vez.

garrapatas

En principio son oscuras y pequeñas, aunque se aprecian sin problemas a simple vista; una vez que llegan al cuerpo del perro se adhieren a éste con su boca y se quedan en ese lugar chupando sangre hasta que se llenan, lo cual puede tardar unos días.

Durante este periodo crecen varias veces su tamaño y se vuelven de color claro. Normalmente se enganchan al perro en zonas como las orejas, el cuello, en la unión de las patas con el cuerpo, bajo la cola o cerca de las uñas. Finalmente cuando no les cabe más sangre, se sueltan del perro.

 

¿Qué hacer si mi perro tiene pulgas o garrapatas?

Si localizamos pulgas o garrapatas en nuestra mascota debemos extremar la higiene en casa, pues gran parte del ciclo vital de la pulga transcurre fuera del animal, en el suelo, sofá, mantas, etc… Así pues el control de las pulgas requiere por un lado vigilar y tratar a nuestro perro como os explicaremos a continuación,  y por otro tener cuidado de la limpieza en casa, especialmente las partes donde el perro pasa más tiempo.

perro mastín arrascandose las orejas

¿Cómo eliminar las pulgas?

Para eliminar las pulgas del perro existen multitud de productos específicos. La combinación de varios de ellos nos ayudará a hacerlo de manera rápida y segura. Os explicamos uno a uno los productos anti-pulgas recomendados:

Champús antipulgas

Son recomendables pero es necesario combinarlos con otros productos. Lo primero que debemos hacer es bañar a nuestra mascota: al mojarle el pelaje podremos ver las pulgas corriendo por su cuerpo y muchas se irán con el agua del propio baño. La mayoría de estos champús indican que se deje actuar un par de minutos. Una vez transcurrido el tiempo terminamos de aclarar con agua y procederemos al secado.

champu taber antipulgas

Peine antipulgas

Una vez secado el perro podemos utilizar un peine antipulgas, que son peines especiales que venden con las púas muy juntas para sacar las pulgas que queden: debemos pasárselo por todo el cuerpo y hacerlo sobre un lugar que controlemos, para que lo que vaya cayendo (pulgas o huevos) podamos eliminarlo con facilidad, es decir, nunca hacerlo sobre sofá, cama, alfombra o ropa.

peine antipulgas

Sprays específicos

Existen sprays para las pulgas que debemos aplicar en todo el cuerpo del perro,  aunque debemos tener cuidado de que no caiga en sus ojos y oídos. Uno de los más populares y efectivos es el Frontline Spray.

frontline spray antipulgas

Collares

Los collares antipulgas y antigarrapatas son el tratamiento preventivo más utilizado, junto a la pipeta de la que hablaremos a continuación. La ventaja del collar es su sencillez de colocación, no es incómodo para el perro y el coste no es elevado. Quizás la única pega es que en ciertos perros irrita la zona del cuello, por ejemplo suele ocurrir con los bichones maltés.

collar seresto antipulgas y garrapatas

 

Pipetas

Por último vamos a señalar los tratamientos con pipeta, que son de los más utilizados en la actualidad: consiste en un líquido que se aplica sobre la piel del perro, por la zona de la nuca para que no llegue a lamerse, y que elimina las pulgas (algunos las garrapatas también) por un tiempo de 1 a 3 meses. Existen además variedades de pipeta que eliminan y previenen también los ácaros de los oídos.

Las pastillas y las pipetas funcionan entrando en el torrente sanguíneo del perro de forma que cuando el parásito muerde es eliminado.

pipetas para perros frontline

Eliminar las garrapatas de nuestro perro

Si encontramos alguna garrapata en la piel de nuestro perro debemos retirarla cuidadosamente. Nunca hay que aplastarla o tratar de matarla estando adherida al perro; tampoco es bueno aplicar ningún producto para que la garrapata se suelte sola.

Lo ideal es usar unas pinzas finas y tratar de de coger a la garrapata lo más cerca posible de la piel del perro, por una especie de pico que tienen; hay que agarrarla de ahí y empezar a tirar suavemente hacia afuera, despacio y con mucho cuidado, nunca con brusquedad.

como quitar una garrapata

Se puede girar con suavidad en el sentido contrario a las agujas del reloj para ayudarnos a sacarla. Debemos seguir tirando, cada vez con un poco más de fuerza, a veces podemos estar así casi un minuto pues no hay que precipitarse, ya que de esta forma es como conseguiremos que no quede ninguna parte de la garrapata en el perro.

Cuando al fin conseguimos extraerla debemos eliminarla (por ejemplo echándola en alcohol), y revisar la zona en la que estaba por si ha quedado algún resto, aunque normalmente el cuerpo del animal se encargará de expulsarlo. Se aconseja usar algún producto para desinfectar dicha zona, y así nuestro perrito estará libre de estos molestos parásitos externos y por tanto más feliz.

Eliminar las pulgas y garrapatas de nuestra casa

Para eliminar las pulgas de nuestro hogar debemos limpiar a fondo, especialmente en las zonas donde nuestro perro suele estar, como donde se acuesta o donde come, y las zonas en las que se pueda acumular más suciedad, como alfombras.

Lavar la cama del perro es buena idea así como pasar la aspiradora por la casa. Si sospechamos que en alguna habitación puede haber pulgas podemos poner un cuenco con agua y jabón durante la noche, con alguna luz al lado, como una vela: las pulgas acudirán a la luz y caerán al agua. Por la mañana tiramos el agua y lo seguimos haciendo las noches que sea necesario hasta que el agua amanezca limpia. El uso de insecticidas también nos puede ayudar.

mujer con su perro libre de pulgas y garrapatas

¿Qué hago si mi perro tiene garrapatas? Guía paso a paso

¿Has descubierto que tu perro tiene garrapatas y estas preocupado/a? ¿Quieres saber qué hacer cuando tu perro tiene garrapatas? Todos/as los dueños/as dirán alguna vez ¡mi perro tiene garrapatas! Así que no te preocupes y sigue las siguientes instrucciones:

  • Asegúrate de que son garrapatas y no otro tipo de insecto. Las garrapatas se adhieren a la piel y absorben la sangre. Puede ser negras pequeñas o grises y grandes si llevan tiempo y han absorbido sangre. A veces pueden tener apariencia de pequeña piedra gris.
  • Lo mejor que puedes hacer es prevenirlas usando collares anti garrapatas o pipetas, pero si aún así ha cogida una la mejor forma de extraerla es usando un producto anti garrapatas. El producto puede venir en forma de spray, echa una cantidad pequeña justo encima de la garrapata y ella morirá y se desprenderá fácilmente. Si no lo haces así podría quedarse dentro “el pinchito” y producirle una infección. Una vez hecho esto asegúrate de que no tiene más y usa el mismo producto en todo tu perro por si se ha escapado alguna a la vista.
  • Si estás en una situación en la que no puedes conseguir un producto contra garrapatas de forma urgente extrae la garrapata con unas pinzas y poco de aceite. Echa el aceite en la garrapata, espera unos segundos y comienza a extraerla muy poco a poco. Es clave que lo hagas así porque en ningún caso deberás romperla. Si esto se produce la sangre que lleva dentro puede volver a pasarse a tu perro y transmitirle una infección. Por eso la garrapata tiene que salir entera. Una vez que la garrapata ha sido extraída tienes que asegurarte de que la matas adecuadamente. Si se quedara viva se podría volver a pegar a tu perro o a algún miembro de tu familia. No vale con pisarla, hay que asegurarse al 100% de que está muerta. Una vez que la has matado, muy importante no puedes hacerlo viva,  tírala por el retrete o algún lugar en el que desaparezca totalmente de tu casa.
  • Si te da asco extraerla no lo hagas tú. Seguro que te pones nervioso/a y no sigues bien el proceso. Haz que una persona que pueda extraerla tranquilamente lo haga mientras tú tranquilizas a tu perro para que no se mueva.

En resumen, si tu perro tiene garrapatas lo mejor es que utilices un producto específico para tal fin, así evitarás los riesgos que suponen extraerlas de forma manual. Si no es posible acceder al producto quítasela con unas pinzas pero teniendo muchísimo cuidado.

 

 

Artículos populares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *