Razas de perros Japoneses

Japón es reconocido por rendir tributo especial a cada una de sus especies de animales nativas. El perro no es la excepción, ya que estas mascotas son consideradas verdaderos tesoros naturales. Algunas de las razas de perros japoneses aparecieron por primera vez hace miles de años, y la mayoría de ellas son consideradas como razas “raras” por su aspecto físico y personalidad.

Cualquier persona que posea uno de estos cachorros es realmente afortunado, no solo por contar con un compañero fiel, sino también por la interesante historia detrás de cada uno. Aunque las guerras nacionales y la influencia de Occidente desencadenaron consecuencias que amenazaron la supervivencia de las razas nativas, los criadores y protectores caninos se encargaron de rescatar a estos cachorros y convertirlos en perros populares dentro y fuera del territorio japonés.

cachorro japonés con su madre

Las palabras “Iku” y “Ken” que acompañan sus nombres representan otro significado para “perro”. La mayoría de los perros que verás a continuación tienen en común su trabajo como cazadores, su carácter serio e independiente, y su instinto protector para con sus familias y propietarios.

Orígenes de las razas de perros japoneses

Según la Sociedad japonesa de conservación de perros (Japanese Dog Preservation Society), aunque existen diversos perros japoneses populares, únicamente 6 de estos perros son considerados como monumentos naturales de la región: el Shikoku, el Shiba Inu, el Kai Ken, el Kishu, el Akita y el Hokkaido. A esta selección de perros se le conoce como Nihon Ken Hozonkai. ¿Un perro como monumento nacional? Si, esto significa que el gobierno está comprometido e involucrado con la preservación de estas razas.

La mayoría de estas razas son legendarias, y se cree que la mayoría están vinculadas con el extinto lobo japonés. Los primeros canes domesticados fueron llevados al país por los Yayoi y los Jomon, dos pueblos prehistóricos. Al parecer, estas tribus contribuyeron al hecho de que estos perros hayan permanecido sin cambios durante miles de años. No obstante, con la apertura de Japón a Occidente, los perros nativos se cruzaron con canes extranjeros y fue complicado mantener la “pureza” del perro japonés original.

perro akita japonés con su dueña

En todo caso, los criadores locales aseguran que las seis razas antes mencionadas no se mezclaron con perros occidentales. En vez de ello, se desarrollaron a partir de una raza local y fueron separados por regiones. A continuación, te contaremos mucho más sobre cada una de estas razas.

6+ Razas de perros nativas de Japón

Shiba Inu

shiba inu marrón y blanco

Es el perro más pequeño de las 6 razas de la Nihon Ken Hozonkai. Sus orígenes se remontan al año 2,000 a.C., y se cree que desciende de los perros salvajes nativos del Sur de China. La palabra “Shiba” significa “pequeño arbusto”, y este perro fue llamado así por ser utilizado para la caza de animales pequeños que se escondían en los matorrales. Además, este perro cazaba corzos, zorros, faisanes de montaña y otros mamíferos pequeños.

Características físicas

Con una altura de entre 34 y 41 cm, y un peso aproximado de 9 kilogramos, el Shiba Inu es un perro pequeño cuyo aspecto es similar al de un zorro de peluche. Sus orejas son pequeñas, de forma triangular, erguidas y se inclinan ligeramente hacia adelante. El cuello es robusto y grueso, mientras que el hocico es recto y poseen un stop bien marcado. Su frente es ancha, sus ojos oscuros y triangulares, y su trufa es negra.

El dorso es derecho y corto, mientras que su lomo es ancho. Sus piernas y patas presentan buena musculatura, y la cola es espesa, de inserción alta, y se enrosca sobre el lomo. Su pelaje es denso, pero de longitud media y rústico. Los colores más comunes son el rojizo, el sésamo o el negro, con manchas de color fuego.

shiba inu color negro y dorado

Temperamento

Estamos ante una de las razas de perros japoneses que mejor comportamiento de mascota tiene. Son afectuosos y a menudo demuestra dotes de perro guardián, por lo que se mantiene alerta en todo momento. No tienen problemas en convivir con niños pequeños siempre y cuando reciba respeto y buen trato. La vida en apartamentos y casas le sienta bien, pero puede incurrir en actos de desobediencia si no se entrena desde las primeras semanas de vida.

Akita inu

macho y hembra akita

Esta raza fue llamada así en honor a la prefectura de Akita, ubicada en el extremo norte del país. El origen de esta raza se logró a partir del cruce entre los perros Tosa, Kari y el Chow Chow. En la antigüedad, la tenencia de estos perros era exclusiva de los miembros de la Corte Imperial. Inicialmente, el trabajo del Akita fue el de un perro pastor, guardián y de caza.

Posee gran agilidad y es capaz de capturar presas como alces, ciervos y osos. Es considerado un perro fuerte y de gran corazón, y muchos de estos ejemplares son utilizados por los cuerpos policiales japoneses. Esta raza es un símbolo de protección, longevidad y felicidad. De hecho, en 1931, fue declarada como monumento nacional.

Características físicas

Es un perro grande, con una altura máxima de 68 cm y un peso que puede alcanzar los 50 kg. El cuerpo es equilibrado, robusto y más largo que alto. Su cabeza grande y su hocico corto forman un triángulo cuando se observa desde arriba. Al igual que otras razas japonesas, el Akita tiene los ojos pequeños y sus orejas erguidas, lo que le confiere una expresión refinada. Sus patas son fuertes y rectas, mientras que su cola es de inserción alta y se enrosca sobre el torso.

akita inu perro japonés

El pelaje del Akita es de doble capa, con la capa interna más suave y densa para adaptarse a las temperaturas bajo cero, mientras que la capa externa es más gruesa y larga. Los colores más comunes son el atigrado, el blanco y el rojizo. Los ejemplares blancos no llevan la mancha oscura (máscara) en el rostro. Por su parte, los blancos tienen diversas manchas de color en todo el cuerpo.

Temperamento

El Akita Inu es un perro independiente, que fue criado principalmente para la caza individual o en pareja. Por ello, no son perros falderos, pero están dispuestos a darle cariño a su familia y ofrecerles su atributo más importante: su lealtad. Aunque no es tolerante con otros perros debido a su necesidad de ser el líder de la manada, con la socialización adecuada puede convivir con otras mascotas.

Gracias a su temple e independencia, puede ser un can difícil de controlar. Por ello, no es un perro cómodo para propietarios primerizos que no sepan cómo canalizar su energía.

Kai Ken

kai ken color negro

Esta raza fue descubierta en las regiones montañosas de la provincia japonesa de Kai en el año 1929. Dos años más tarde, se creó el Kai Ken Aigokai, el registro de cría más importante de esta raza. Debido a su gran velocidad, fortaleza y agilidad, este can fue utilizado para la caza de animales de gran tamaño, incluidos los faisanes y los osos. Es un escalador nato, por lo que sus jornadas de cacería se realizaban en terrenos montañosos complicados.

Características físicas

El cuerpo del Kai Ken es de tamaño mediano, con una altura promedio de entre 45 a 56 cm, y un peso máximo de 25 kilogramos. La cabeza de este can está acuñada y sus orejas son erectas y puntiagudas. Su cola está colocada en forma de hoz o enrollada sobre el lomo. Sus extremidades son fuertes y bien dotadas, como evidencia de su trabajo en las montañas.

kai ken atigrado

El pelaje de este can es grueso y áspero, de longitud media y presentado en diversos tonos de atigrado. Por lo general, los cachorros muestran colores sólidos, y las manchas atigradas aparecen a medida que maduran y se desarrollan. En algunos casos, estas marcas tardan hasta 5 años en aparecer completamente. El pelaje atigrado se clasifica de la siguiente forma: Rojo (Aka-tora), negro (Kuro-tora) y brindle (Chu-tora).

Temperamento

Los Kai Ken son perros independientes y leales, que pueden llegar a formar vínculos estrechos con sus familias. Son escaladores y nadadores por naturaleza, por lo que tienen necesidades especiales de actividad física. También son excelentes perros guardianes, y pueden ser reservados con los desconocidos. En general, son amistosos, y suelen tener la paciencia suficiente para soportar una tarde de juegos asediado por niños pequeños. No tienden a ser agresivos con otras mascotas, pero al igual que el resto de razas de perro, necesitan entrenamiento y socialización a una edad temprana.

Ainu Ken

cachorros de ainu ken (hokkaido)

También conocida como Hokkaido, esta raza de perro es originario de la prefectura que lleva el mismo nombre. Se cree que este can surgió a partir del Matagi-Ken, un perro criado por el pueblo indígena Ainu y llevado a Hokkaido desde la región de Tōhoku. En sus inicios, esta raza se utilizó para la búsqueda de los supervivientes de un grupo de exploradores armados que fueron azotados por una nevada descomunal, en el año 1902.

Características físicas

El Ainu es una raza de tamaño mediano, con una altura promedio de 49 cm y un peso de 20 kilogramos. Sus orejas son pequeñas, erguidas y de forma triangular, al igual que el contorno de sus ojos. El pelaje de los ejemplares de esta raza es quizá su aspecto más llamativo, al ser de doble capa y exponer una suavidad al tacto como pocos perros japoneses. Los colores del abrigo son variados, con el sésamo, el marrón, el blanco y el atigrado como los tonos predominantes.

hokkaido color blanco

La cola es rizada, al mejor estilo de las razas tipo Spitz, y las patas son delgadas y rectas. Su dentadura es sólida, pero no protuberante, y algunos pueden mostrar manchas oscuras en al lengua. La trufa y los labios son negros. Por lo general, las hembras son más pequeñas que los machos.

Temperamento

El Ainu es una de las razas de perros japoneses más fieles con sus propietarios. Caracterizada por su valentía, esta mascota posee un sentido de la orientación agudo, por lo que puede regresar sin problemas a su dueño sin importar qué tan grande sea la distancia. Se trata de un perro con gran disposición para la protección de su amo, siendo capaz de sacrificarse con este propósito. Pese a sus habilidades innatas de cazador, el Ainu puede llegar a ser una excelente mascota, e incluso se muestra amigable con los niños. No obstante, no suele llevarse bien con otras mascotas, a menos que reciba socialización desde cachorro.

Gracias a su inteligencia, es un perro fácil de entrenar. Es importante aclarar que, si su dueño no demuestra autoridad como líder del hogar, el Ainu no dudará en tomar el rol de líder y volverse testarudo. Por ello, no es un perro recomendado para propietarios primerizos o que no tengan conocimientos de adiestramiento.

Shikoku Ken

shikoku ken japonés

Es una raza originaria de las islas de Shikoku, ubicadas al sur de Japón. También conocido como Kochi-ken, este perro posee un aspecto físico que suele confundirse con el lobo japonés o el Shiba Inu. Durante sus primeros pasos en el mundo, este can fue utilizado como cazador de animales como ciervos y jabalíes. Se reconocen tres variedades de la raza, la Hongawa, la Awa y la Hata, nombradas así por las regiones donde se criaron. De estos canes, los Hongawa son los que heredan los principales rasgos del Shikoku original.

Características físicas

Es un perro de tamaño mediano, cuya altura es de 49 a 55 cm para los machos y de 46 a 52 cm para las hembras. El peso ideal de la raza varía entre los 15 y 20 kg, mientras que su expectativa de vida no suele ser mayor a los 12 años. Su cuerpo es bien proporcionado, elegante y musculoso. El pecho es extenso y amplio, y está levemente desproporcionado con respecto a la zona del vientre.

La cola es gruesa y de implantación alta, y se enrosca sobre el lomo o en forma de hoz. Sus patas son fuertes y musculosas, y están levemente inclinadas con respecto al torso. La cabeza es grande, la frente ancha, y el hocico se alarga en forma de cuña. Al igual que otras razas japonesas, sus orejas son pequeñas y triangulares, erguidas y levemente inclinadas hacia adelante. Los ojos son triangulares y de color marrón oscuro.

shikoku ken macho

El pelaje de este cachorro es denso y de doble capa, con la primera capa más lanosa y suave que la exterior. Este abrigo le permite protegerse con efectividad de condiciones climáticas adversas, especialmente a temperaturas bajo cero. Los colores pueden ser el sésamo, el sésamo rojo y el sésamo negro.

Temperamento

Como ocurre con la mayoría de perros cazadores, el Shikoku posee un temperamento fuerte e independiente. No se puede esperar menos de una raza entrenada durante siglos para la caza y la guardia. Además, es un perro enérgico, por lo que tiene necesidades especiales de ejercicio. No se recomienda a propietarios longevos o con estilos de vida tranquilos.

El Shikoku es un perro distante con los desconocidos, a los que no suele acercarse a menos que el propietario establezca un vínculo. No es una raza agresiva, pero si se siente amenazado, actuará en consecuencia. La convivencia con otras mascotas no suele ser la mejor, pero esta tendencia suele resolverse con entrenamiento y socialización constante.

Kishu Ken

kishu ken raza japonesa tumbado en la acera

Esta raza proviene de la antigua región de Kishu, hoy en día conocida como la prefectura de Wakayama. Su aspecto es similar al del Akita y el Shiba Inu, así como también con la variedad blanca del Hokkaido. En principio, esta raza fue utilizada por la tribu Matagi para la caza de ciervos y otros animales salvajes. Su proceso de caza es distinto al de otros canes, ya que suele acechar a la presa de manera sigilosa y sin emitir ladridos.

Características físicas

El Kishu es un perro tipo Spitz cuyo tamaño no supera los 55 cm y su peso promedio es de 17 kg. El cuerpo posee una excelente musculatura y está bien proporcionado. La cola es de inserción alta y se enrosca sobre el lomo. La constitución de sus extremidades es sólida, y su pelaje es de doble capa. El abrigo posee pelo extra en ambas partes laterales del hocico y en la cola.

kishu ken color blanco

La cabeza de estos perros es grande, con forma triangular y formando una especie de triángulo visto desde arriba con el hocico alargado. La trufa es negra, las orejas son triangulares y se muestran erguidas, y los ojos son expresivos y circulares. Los colores admitidos para la raza son el blanco, el rojo y el sésamo.

Temperamento

El Kishu se caracteriza por su constante estado de alerta, su disposición para el trabajo y por ser un curioso nato. Gracias a su sentido de vigilancia, no tiende a llevarse bien con los extraños. Pese a su nivel de energía, no es un perro inquieto o ansioso. Sin embargo, necesita ejercitarse con regularidad para mantener su mente estable.

A pesar de su comportamiento independiente y su gran capacidad para adaptarse a cualquier entorno, es un perro que no prospera en soledad. Por esta razón, es afectuoso con su familia y valora cada momento que se le dedique.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *