Bóxer

thumb image

Orígenes de la raza Bóxer

La raza bóxer fue desarrollada en Alemania en el siglo XIX a partir de las razas de origen mastín barenbeiszer y bullenbeisser y un bulldog de antaño. El nombre bóxer viene de “boxeador”, se dice que porque les gusta usar sus patas delanteras para todo. Los primeros bóxer fueron utilizados como perros de trabajo en diferentes labores, y como perros de pelea.

tres perros adultos raza boxer

Características de un Bóxer

El bóxer es grande, fuerte y ágil; su cuerpo es compacto y musculoso y tiene una gran potencia que le permite trabajar en cualquier contexto de forma eficiente. La cabeza tiene un tamaño proporcionado con el cuerpo. El hocico es corto y un poco achatado, con la nariz negra y las fosas nasales bien abiertas. Los ojos son de color marrón oscuro y están separados. Sus orejas son de inserción alta y caen sobre las mejillas (cuando no están recortadas). El cuello es redondeado y musculoso, sin papada. Las patas son fuertes y musculosas, especialmente las traseras.
En el pelaje es corto, suave y ceñido y puede ser de color beige, pío (manchas blancas de distinto tamaño en el cuerpo), canela, caoba y negro. También pueden tener marcas blancas, con rayas oscuras sobre fondo leonado e incluso puede ser totalmente blanco, aunque en algunos clubes no los reconocen en este caso. La cola a veces se les corta, lo cual les resta algo de equilibrio; además es una práctica que está prohibida en muchos países. El bóxer no cuenta con una salud muy buena, pero los cuidados que necesita son mínimos.
Los criadores están desarrollando dos tipos de bóxer, el alemán y el estadounidense. Los bóxer alemanes tienen cabezas más grandes y son más musculosos que los estadounidenses.

perro raza bóxer tumbado en la hierba

Carácter y comportamiento

Es un perro alegre, juguetón y enérgico. Le gusta estar en compañía de los suyos y siempre estará dispuesto a disfrutar de un buen rato de juego. Al ser tan vivo necesita bastante ejercicio físico a diario y tiene una gran resistencia, lo cual debemos tener en cuenta a la hora de decidirnos por un bóxer. Sin su dosis de ejercicio diaria que le estimule física y mentalmente se puede volver desobediente y destructivo. Es muy fiel y cariñoso y es muy bueno para la convivencia con niños, eso sí, se aconseja que sean niños a partir de 5/6 años ya que a veces puede ser algo “bruto” jugando.
Debe tener una buena socialización con otros perros ya que cuando considera que él o alguien de su familia puede ser atacado reacciona a gran velocidad y puede causar daños severos en otros perros. Esta raza requiere de un dueño firme, que marque bien su posición en la familia y no le deje ser el líder, y que le ataje rotundamente cualquier signo de dominación.

hembra de bóxer con 3 años

Es muy conveniente socializarlo desde cachorro para que se acostumbre a la presencia de otras personas y animales y de esta forma desarrolle un carácter más abierto, paciente y equilibrado.
Su instinto le dice que debe haber un líder en la manada, y la función del adiestramiento es dejarle bien claro que él no es ese líder, sino que debe obedecer a su dueño. Es un perro muy ágil y fuerte, incluso a una edad avanzada; también es muy valiente y atrevido, lo cual lo convierte en un excelente perro de vigilancia; a lo largo de la historia ha desempeñado multitud de funciones, por ejemplo en la policía y el ejército.

Enfermedades de la raza Bóxer

La raza bóxer es una de las más populares del mundo. Como ocurre con todas la razas que se ponen de “moda” se suben al carro criadores que no tienen la suficiente experiencia en la raza o cuyo único objetivo es generar los máximos ingresos. Por esto no tienen en cuenta las líneas de cría, las taras genéticas, etc. Esto ha producido que la raza bóxer arrastre algunos problemas de salud por un lado relacionados por esta cría irresponsable y por otro por sus propias características.

Las diez enfermedades más comunes que pueden padecer los bóxer son:

  • Pueden tener problemas del corazón, la miocardiopatía dilatada canina (MDC) primaria sugiere una predisposición en la raza bóxer, esta enfermedad limita el bombeo de sangre del corazón. Además pueden desarrollar estenosis aórtica, también super frecuente en otras razas, supone la estrechez de la válvula aórtica.
  • También tienen propensión a sufrir problemas del tiroides. Conocido como hipotiroidismo consiste en que el perro que tenga esta enfermedad producirá menores hormonas del tiroides; cuyos signos principales son la fatiga, el aumento de peso y problemas dermatológicos.
  • Enfermedades de la piel, estas pueden ser consecuencia como hemos dicho en el punto anterior por problemas en el endocrino. También pueden sufrir alopecia cíclica
  • Displasia de cadera
  • Tienen mayor propensión a desarrollar un tumor que otras razas
  • Artritis canina
  • Los bóxer blancos pueden ser más propensos a la sordera
  • Artrosis canina, en rodillas, caderas, hombros y espalda. Lo que según va avanzando les produce dolores y pérdida de movilidad.
  • Pueden tener flatulencia excesiva, por eso siempre hay que alimentarlos con piensos de excelente calidad, y si se observa algún problema digestivo prepararles una dieta adecuada.
  • Tienen propensión a padecer distintas alergias. Pueden ser tanto alimentarias como cutáneas
5 cachorros de bóxer

5 cachorros de boxer encima de troncos de madera