Que debes hacer para que tu perro sea feliz en verano

Ahora que tienes vacaciones, los días son largos y las temperaturas invitan a hacer actividades al aire libre, puedes disfrutar como nunca con tu perro. Pero esta época también puede ser una pesadilla para tu mascota si no tomas algunas precauciones. Aquí tienes algunas recomendaciones básicas para que todo vaya sobre ruedas.

No debes…

• Dejar a tu perro en el coche. La temperatura sube muchos grados en pocos minutos en un coche aparcado al sol y tu amigo puede sufrir un golpe de calor más rápido de lo que piensas.
• Cortarle el pelo. No solo no le da calor, sino que es un eficaz aislante térmico. Y además le protege del sol.
• Ponerle tu crema solar. Los protectores solares suelen contener óxido de zinc, que es tóxico para los perros. Si crees que necesita protección, pregúntale a tu veterinario por los productos adecuados.
• Darle de comer en las horas de más calor. Recuerda que la digestión aumenta la temperatura corporal.
• Cambiar su alimentación bruscamente. Aunque las altas temperaturas le quiten el apetito durante unos días, es mejor para su aparato digestivo que los cambios sean paulatinos.

Sí debes…

• Limpiar su bebedero y cambiar el agua a diario. Las altas temperaturas contribuyen a la proliferación de hongos y bacterias en las aguas estancadas, lo que puede causar a tu perro malestar gastrointestinal.
• Reducir las raciones de comida y repartirlas durante el día. En verano los perros consumen menos calorías, puesto que no necesitan mantener el calor corporal. Además, el calor suele quitarles el apetito.
• Cambiar su cama de invierno por otra más fresca. O al menos situarla en un lugar bien ventilado. También puedes colocar toallas humedecidas con agua fresca en los sitios donde acostumbre a tumbarse.
• Permitirle comer fuera de casa (patio, terraza…). También busca un lugar a la sombra y las horas de menos calor.
• Darle agua con frecuencia. El agua fresca es el mejor antídoto contra los golpes de calor. Como ya sabes, los perros apenas sudan y su boca es la encargada de eliminar el calor sobrante, por eso ha de estar siempre húmeda.
• Proporcionarle comida húmeda. Y si se alimenta solo de piensos para perros , ofrecerle agua más a menudo. Necesita estar hidratado, así que, si no obtiene el agua de la comida, que la beba directamente.

Si sigues estos consejos, tu perro te lo agradecerá. ¡Que tengáis un buen verano!

pastor alemán comiendo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Imagen CAPTCHA

*