Ansiedad por separación canina

Cuando vivía en un piso de estudiantes en Madrid teníamos como vecino a un encantador cocker en el piso de al lado, sólo había un problema, para él, sus dueños y nosotras, y es que no soportaba quedarse sólo en casa y ladraba constantemente cuando sus dueños se iban, así que la señora de la farmacia nos conocía como “las de los tapones para los oídos”,  imaginaros cuál era la situación…

Mi vecino canino sufría “síndrome de ansiedad por separación”, cuando un perro lo padece puede incluso entrar en estado de ansiedad cuando su dueño sólo se aleja de él unos minutos. Así pues, tiene su origen en una dependencia excesiva de su dueño u otros miembros de la familia (a veces sólo ocurre cuando el perro se encuentra totalmente sólo).




perro triste golden retrieverLos síntomas que pueden llevarnos a pensar que nuestro perro tiene ansiedad por separación son los siguientes cuando ocurren cuando la persona o personas a las que tiene excesivo apego no se encuentran con él:

  • Ladrido o lloros continuados.

  • Nerviosismo y actitud destructiva con objetos, muebles, etc.

  • Orinar o defecar en sitios inapropiados

  • Dejar de comer o vomitar lo comido.

 

Incluso pueden llegar a caer enfermos o que se les caiga el pelo;  una amiga me contó que a su bichón maltés le pasó esto último cuando se fue de viajes de novios.

 

Ya que es un problema muy común ante todo se recomienda prevención, los perros desde cachorros tienen que estar muy bien socializados, deben haber vivido distintas experiencias y aprendido a pasar tiempo solos. Puede ser últil por ejemplo proporcionarles un lugar en la casa que sea para ellos, donde se sientan seguros, tengan juguetes con los que entretenerse y puedan descansar. Si se aconstumbran a pasar tiempo solos en este lugar podremos entretenerlos con algún juguete, etc. mientras nosotros nos preparamos para salir.

perro mirando por la ventana




Una vez que llega el problema puede ser bastante complicado de tratar y siempre es recomendable solicitar la ayuda de un especialista (educador canino y veterinario)  y descartar problemas médicos;  pero si creen que su perro puede estar padeciéndola o ser propenso a la misma tomar las  siguientes medidas, ser constantes y mantenerlas en el tiempo les puede ayudar:

 

No fomentar la ansiedad antes de nuestra partida:

  • No dar pistas al perro de que vamos a salir de casa, cambiar hábitos como decir “me voy” y posteriormente coger las llaves, el bolso, etc. además de no prestar atención al perro durante un rato (media hora o así) antes de partir.
  • También es importante observar cuáles son las señales que ponen más nervioso al perro antes de la salida (puede ser coger las llaves, cambiarse de zapatos, etc.) y se deben repetir estas señales a lo largo del día sin que se tenga pensado salir.

 

 Es importante que nuestros comportamientos vayan enfocados a motivar su independencia, así pues:

  • Cuando se llega a casa estará muy excitado, ladrará, saltará y nos perseguirá,  sin embargo es aconsejable no prestarle atención ni dar muestras de cariño hasta que deja de estar tan excitado, de esta forma no apoyaremos un comportamiento negativo. Además si el perro ladra no hay que entrar en casa ya que relacionará su ladrido con lo que desea conseguir, la llegada de su dueño.
  • Hay que motivar que el perro descanse, juegue, etc. alejado de nosotros. Si nuestro perro está tranquilo  en una habitación distinta a la que estamos nosotros nos podemos acercar y premiarle por estar allí ya sea con caricias, juegos o comida.



  • Se puede empezar a tabajar la aceptación de la ausencia separándonos progresivamente de él. Esto quiere decir irnos y volver en un periodo de tiempo corto antes de que llegue el nerviosismo y el ladrido e ir poco a poco aumentando el periodo en el que el perro está sólo. Es importante que volvamos antes de que empiece el comportamiento indeseado ya que si lo hacemos una vez ha empezado puede relaciolarlo con nuestra llegada. Esto puede ser muy complicado de realizar ya que por distintos motivos  no podremos volver en el tiempo que se va marcando progresivamente, para no dar pasos atrás podemos contar con la ayuda de terceras personas que se queden con él en nuestra ausencia, llevarlo a casas de familiares, etc. pero nunca pasar de dejarlo sólo durante 10 minutos a pasar 8 horas fuera de casa.

3 Respuestas a Ansiedad por separación canina

  1. martha valencia

    Tengo un Labrador chocolate desde los 3 meses de edad y hoy tiene 5 años 2015, y ha sido mi mejor amigo mi compañía es el bebe de la casa y todos estos consejos me dan y orientan mucho en ocasiones me pasa lo mismo…jajaja gracias…

  2. Buenas. me ha parecido genial el post. Yo tengo un labrador de 4 añitos y a él le da la ansiedad a la hora de irnos a dormir, tiene que estar donde estemos nosotros si no le da una ansiedad horrible. El tiene en el balcón su casa y durante el día esta perfecto pero por la noche… Y no sabemos que hacer. Muchas gracias !!

  3. Gaby Lopes

    Buenas !!! He adoptado a una perrita hace unos 6 meses. Al principio era muy independiente pero con los meses se ha vuelto muy dependiente sobretodo conmigo😅. Hoy al llegar a casa al medio día, me encontré que había destrozado los cables de la antena de la TV y parque del cable de la tele que estaba enchufada… Todavia no entiendo cómo es que no le ha pasado nada la verdad…
    En fin a lo que voy es que una vez vi un programa de adiestramiento dnd enseñaban que si llevas, por ejemplo, un pañuelo contigo y cuando te vas se lo pones al perro, éste podrá estar más tranquilo… Es cierto??? Xq si es así lo probaré a ver si da resultado ..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *