Bull terrier miniatura

Orígenes de la raza

Los bull terrier miniatura fueron criados con las mismas características que los standard pero teniendo como objetivo un menor tamaño. Fueron reconocidos por primera vez como raza por la AKC en 1991

Carácter del  Bull terrier miniatura

Los bull terrier son perros juguetones, valerosos y activos. Unos payasetes que nos pueden sacar más de una carcajada aunque su apariencia pueda parecer feroz para muchos, son obedientes y leales. Buscan atención de sus dueños, cuando la tienen y aceptan a su líder pueden convertirse en unos estupendos perros de compañía. No están demasiado recomendados para vivir en familias con niños pequeños ya que su juego puede ser demasiado agresivo para estos últimos, además deben estar muy socializados con otros animales desde que son pequeños ya que si no la convivencia puede ser compleja, incluso imposible. Necesitan tiempo y paciencia para ser adiestrados, así que se recomienda para personas que ya tengan experiencia en el adiestramiento. Además necesitan compañía, así que si deben dejarlos mucho tiempo solos en casa no es la raza adecuada para su familia.

Colores del  Bull terrier miniatura

Sobre la raza:Bull terrier miniatura

El bull terrier es un perro musculoso, con cuerpo potente y fuerte. Tienen una cabeza muy característica, alargada, ovalada y casi plana en la parte alta de la frente, con hocico también largo, con nariz negra. Los ojos son pequeños en relación con la cabeza, oscuros y triangulares. Las orejas son también pequeñas, elevadas y sin mucha separación entre ellas. Tienen bastante pelo, corto y áspero. Pueden ser blancos, con marcas de otro color en la cabeza o negros, pintos, rojos, beige o tricolores con marcas blancas. Existen dos variedades, la estándar y la miniatura.

Características de la raza
Bull terrier miniatura