Trabajos del pastor alemán

En principio todos los perros son susceptibles de educar en mayor o menor medida, pero hay algunos que son más inteligentes que otros, o digamos que están más preparados que otros para ser adiestrados. Pues bien, el pastor alemán es uno de estos perros más inteligentes o receptivos; es una raza extraordinariamente versátil que ha ayudado al hombre a lo largo de la historia en multitud de situaciones y ha desempeñado multitud de trabajos. Veamos algunos de ellos:

–          Perro pastor: Este fue su primer oficio y de ahí su nombre. El pastor alemán surgió a finales del siglo XIX en Alemania, donde se fue cruzando selectivamente para obtener un perro con las mejores cualidades para el trabajo. Debido a su gran inteligencia, fuerza y resistencia, pronto dejó de ser un perro pastor y se dedicó a otros muchos oficios.

–          Perro guía para ciegos: Aunque actualmente no es el perro más usado en esta labor, también ha sido una de las que ha desempeñado con éxito. Gracias a su inteligencia y responsabilidad se le ha entrenado para la asistencia de personas discapacitadas a las que ha sido de gran ayuda.

–          Perro policía: Gracias a la robustez y resistencia del pastor alemán, es uno de los perros más preparados para soportar el duro entrenamiento al que se somete a los animales al servicio de las fuerzas de seguridad. También otros perros son usados para estas labores, pero el pastor alemán es de los que más se ven, con referentes en el cine y televisión. Al ser un perro relativamente fácil de adiestrar, inteligente, fuerte y valiente ha tenido gran adaptación a estos usos. Dentro de la policía han desarrollado labores de detección, de intervención y de colaboración con la policía científica buscando indicios e incluso reconociendo sospechosos.

–          Ejército: También ha sido usado por ejércitos en las guerras, especialmente por el ejército alemán en la Segunda Guerra Mundial, al que fue de gran ayuda.

–          Perro de salvamento: Utilizado para localizar personas aisladas o perdidas tras alguna catástrofe y para ayudar a su rescate.

–          Perro guardián: Con el entrenamiento adecuado el pastor alemán se convierte en un perro afable y encantador con sus dueños, a la vez que un fiero guardián preparado para dar la alarma o incluso atacar ante la presencia de extraños en su propiedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *