Lulú de Pomerania

thumb image

Orígenes del Lulú de Pomerania

Provienen de la región de Pomerania, entre Polonia y Alemania, desarrollado a partir de antiguas razas de spitz. Los antiguos Pomeranian eran más grandes y trabajaban como perros de pastoreo de ovejas. Personalidades como Mozart o María Antonieta fueron orgullosos dueños de esta raza. A finales del siglo XIX la reina Victoria de Inglaterra empezó a criar esta raza, que se hizo muy popular a partir de entonces.

tres cachorros de lulú de pomerania

Características de la raza

Los Lulú de Pomerania son perros pequeñitos, con un frondoso y suave pelaje que los hace auténticos “perros peluche”. Pertenecen a la variedad de los Spitz. La cabeza tiene forma triangular, con el hocico corto y puntiagudo. El color de su nariz depende del de su pelaje.
La mordida es en forma de tijera. Los ojos son medianos, de forma almendrada y de color oscuro. Las orejas son de inserción alta y van erectas.

La cola es peluda y suelen llevarla curvada sobre la espalda. Tienen doble capa de pelo, por lo que hay que tener cuidado con el cepillado y no olvidarnos de profundizar con peines de doble altura de púa para que no se generen nudos.
El pelaje de la capa exterior es largo y duro al tacto, mientras que el de la interior es suave, fino y corto. El pelo de la zona del pecho y el cuello es más largo que el resto. Pueden ser de multitud de colores como rojo, crema, marrón, naranja, arena, azul e incluso manchados, aunque probablemente los más comunes son los canelas y blancos.

perro pequeño lulú de pomerania
No necesitan gran cantidad de ejercicio, ya que son perros muy pequeños, pero un buen paseo diario les vendrá genial para estar sanos y equilibrados. En general tienen buena salud, aunque son propensos a algunos problemas como luxación de rodilla, conjuntivitis, cataratas o problemas de la piel.

Los Pomerania son perros muy vigilantes y atentos. Pueden salvar a sus dueños de apuros por su gran instinto de alerta.

Carácter del Lulú de Pomerania

Los pequeños Pomerania son perros orgullosos, valerosos y activos. Es una raza inteligente y muy leal a su familia. Suelen estar atentos a cualquier cambio a su alrededor para avisar. Les encantar estar en compañía de los suyos, y les gusta jugar y aprender.
Se considera al pomeranian como una de las razas toy más independientes. Son buenos como vigilantes. Necesitan un liderazgo firme y consistente, ya que tienen un carácter fuerte, como ocurre con las razas spitz. Se le debe enseñar que él no es quien manda, y que las cosas se hacen cuando su dueño lo dice.

bichon frise con un lulú de pomerania
Al tener un aspecto tan adorable se puede caer en el error de permitirle ciertos comportamientos inadecuados. Si esto pasa el perro puede volverse caprichoso, terco y ladrador: es el llamado síndrome del perro pequeño. Por ello es fundamental marcarle bien unos límites y procurar que los respete.
También es muy aconsejable socializarlo desde cachorro, haciendo que entre en contacto con diferentes personas y animales para que se acostumbre y sea tolerante. Si no tenemos cuidado pueden ser excesivamente ladradores y desconfiados con los extraños.

macho de lulú de pomerania
No se aconseja tenerlos con niños pequeños, ya que son frágiles y los niños pueden dañarlos; además al tener un carácter fuerte pueden revolverse contra el niño si les hace daño sin querer. Les gusta aprender trucos; se les deben poner unos límites y tratar de que los cumpla. Si el perro se siente en confianza con su líder se comportará bien, tranquilo, sin miedo y amable. Es un buen perro de compañía para familias o también para personas mayores, eso sí asegurándose de educarlo bien.

Árticulos sobre la raza Lulú de Pomerania:

  En este post queremos utilizar un vídeo a un lulú de Pomerania para hablar…

Comentarios
  • Patricia dice: Responder

    Estoy interesado en un POMERANIA LULU donde puedo contactarlos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *