Lebrel africano

thumb image

Orígenes del Lebrel africano

Los Lebrel africanos, también llamados Azawakh, son originarios de la región del Sahel. Han sido utilizados tradicional mente por distintos pueblos nómadas (de ahí su otro nombre “Tuareg Sloughi”) como perro de guardia y cazador de gacelas.

Características de la raza

perro lebrel africano

El lebrel africano (Azawakh) es ágil, esbelto y veloz (puede alcanzar los 60 km/h). Pertenece al grupo de los lebreles, que son un conjunto de razas caninas cuyas características hacen que sean idóneos para las carreras, sobre todo para la caza de liebres a la carrera.
El Azawakh tiene una apariencia elegante y delicada. Es alargado con estómago retraído, espalda recta y cola fina y larga. Su piel es fina y tensa, cubierta de pelo corto y fino.
La cabeza es larga y delgada, con un hocico también largo y recto que se va haciendo más estrecho hasta que llega al final de una nariz que puede ser negra o marrón con fosas nasales bien abiertas. En la cabeza pueden tener una máscara negra o no tenerla. Las orejas son de tamaño medio (aunque destacan bastante en la cabeza estrecha) y están caídas.

hembra de lebrel africano hocico largo
El pelo puede ser de las distintas tonalidades del leonado, y deben tener manchas blancas en el pecho, punta de la cola y cada una de las extremidades.

Carácter del Lebrel africano

Tiene buen carácter con instintos de caza, protección y compañía. Es muy leal a los suyos y reservado con los extraños. Difícil de adiestrar, se aconseja no tenerlo con otras mascotas más pequeñas por su fuerte instinto cazador.
Es distante y prudente, y también excelente como perro guardián por su territorialidad. Necesita un líder firme pero comprensivo y paciente, que le proporcione bastante ejercicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *