Chihuahua

thumb image

Historia de la raza Chihuahua

Los chihuahuas (perros chihuahueños) provienen de México; es la raza de perros más antigua del continente americano. Tienen una larga historia. Probablemente desciendan del techichi, un perro de compañía en la civilización tolteca de México. Llegaron por primera vez a Europa a finales del siglo XIX.

Características de un Chihuahua

El chihuahua es una raza de perro miniatura o toy; de hecho es la raza más pequeña que existe. Tienen algunas peculiaridades físicas, como la fontanela.
Su cuerpo es ligeramente más largo que alto. Su cabeza tiene forma de manzana, bien redondeada, con el hocico corto que se estrecha hacia la punta, la nariz negra y sus características orejas erectas y largas, que junto con sus grandes ojos dan una apariencia muy graciosa a la carita. Es un perro ágil, vivo y de movimientos rápidos.

chihuahua blanco
Respecto a su pelo existen dos variedades, los de pelo largo y pelo corto. Pueden ser de cualquier color, principalmente de uno solo, aunque también se ven con manchas o moteados. Las patas son delgadas y proporcionadas, siendo las traseras algo más altas y musculosas. La cola tiene una característica forma aplanada en la base y disminuye de grosor hacia la punta: la suelen llevar enroscada sobre el lomo o hacia un lado.
Una característica destacable es su larga esperanza de vida, que sobrepasa los 15 años.

Debido a su pequeño tamaño pueden viajar con sus dueños a todos lados; son vivos y cariñosos y se adaptan bien a la vida en espacios reducidos.

 

Carácter y comportamiento del Chihuahua

El chihuahua es un excelente perro de compañía, muy apreciado en todo el mundo debido a su peculiar aspecto y a su agradable y afectuoso carácter. Son leales, valientes, cariñosos y orgullosos. Les encanta jugar y suelen estar atentos a todo lo que les rodea.
Para que desarrollen ese carácter amistoso se debe poner cuidado en su educación, ya que al ser tan pequeños y frágiles se puede caer fácilmente en el error de humanizarlos, es decir, no tratarlo como a un perro, lo cual puede traer problemas de comportamiento. Si se les consiente y se les sobreprotege pueden desarrollar el síndrome del perro pequeño, volviéndose celosos, caprichosos y ladradores.

Macho de chihuahua color negro

Si les permitimos hacer cosas que no permitiríamos a un perro grande pueden coger malos hábitos como el ladrido excesivo, celos, violencia con otros perros, miedo o trastornos como ansiedad por la separación, causados por la mala educación por parte de sus familias.

Su líder debe ser firme y paciente para que aprendan a confiar en él y a sentirse seguros; de esta forma aprenderán desde el principio su papel en la manada. Es muy recomendable socializarle con distintas personas y animales desde cachorro. Al ser un perro inteligente aprenderá rápido tanto lo bueno como lo malo. Responden bien al entrenamiento en positivo, es decir, reforzando las conductas deseadas con algún premio para que en el futuro las repitan. No es una raza especialmente recomendada para convivir con niños.

Aunque sea una raza pequeña necesitan un paseo diario para sacar su energía, pues hay que tener presente que un buen paseo no proporciona solo ejercicio físico, sino también estimulación mental. Son sensibles a las temperaturas extremas, especialmente al frío, por lo cual es característico ver chihuahuas de paseo con su abrigo.
Con una buena educación, marcando bien su posición en la familia para que no se consideren líderes ni con la responsabilidad de proteger a los suyos, pueden ser unos compañeros estupendos, sobre todo para familias que necesitan convivir con mascotas de tamaño pequeño que se adaptan a espacios reducidos.

5 perros de raza chihuahua

5 perros de raza chihuahua

Salud de un Chihuahua

A pesar de ser perros muy pequeños los chihuahuas son activos y necesitan movimiento. Ciertamente no necesitan tanto como otros perros más grandes y enérgicos pero sí que les vendrá muy bien dar un paseo diario, o poder jugar en un jardín o parque, dentro de unas condiciones de seguridad. Con un rato de paseo diario se mantendrán sanos y gastarán energía, cosa que normalmente necesitan.

Hay que señalar que son perros con ciertas dificultades para mantener el calor corporal, por lo que habrá que fijarse en que las condiciones climáticas no sean muy extremas, tanto de frío como de calor. Normalmente les gusta el sol y aprovecharán sus rayos para reposar.

salud del chihuahua

En ocasiones pueden ser un poco temerarios, lanzándose de lugares elevados para ellos sin pensarlo mucho o participando en juegos con perros que son varias veces mayores que ellos, pero lo cierto es que los chihuahuas no son perros tan delicados como pudiera parecer en un principio.

El chihuahua puede tener algunos problemas de origen genético como epilepsia, hemofilia tipo A, problemas en las válvulas coronarias o hidrocefalia, la cual aparece en cachorros y provoca la muerte en seis meses; si lo compramos es conveniente preguntar al criador sobre su línea de cría para evitar este tipo de problemas. A pesar de esto se dice que los chihuahuas tienen un sistema inmunológico fuerte y buena salud. Los chihuahuas pueden tener mollera, es decir, un pequeño hueco en la cabeza donde no tienen hueso sino pelo y piel: es normal en ellos.

También pueden ser propensos a resfriados, reúma y problemas de encías. Como muchos perros pequeños pueden presentar problemas dentales, pero con revisiones y algún producto que nos mande nuestro veterinario en caso de ser necesario, lo mantendremos controlado. Si lo acostumbramos desde bien pequeños a estas rutinas, después apenas nos darán problemas.

Normalmente sueltan pelo así que cepillarlos de forma habitual es recomendable, así como cortarles las uñas y limpiarles las orejas. También son tareas a las que es bueno acostumbrarles cuanto antes.

Peculiaridades de la raza

Los chihuahuas presentan algunas peculiaridades como son:

    • Es el perro más pequeño que existe ya que como máximo llega a los 25 centímetros de alto y su peso oscila entre 1 y 3 kilos. Puede haber algún perro de otra raza, por ejemplo Yorkshire terrier, que sea más pequeño que un chihuahua, pero de media el chihuahua es la raza de perro más pequeña.
    • El chihuahua es el único que perro que nace con fontanela, es decir, con un punto sin cerrar en su cráneo, que durante los primeros seis meses de vida se cerrará. Es por ello conveniente tener mucho cuidado con los chihuahuas durante sus primeros meses, ya que se les puede ocasionar alguna lesión en la cabeza.
cachorros de chihuahua

Cachorros de chihuahua con dos meses de edad

  • Al chihuahua le gusta más la compañía de otros chihuahuas que de perros de otra raza.
  •    El chihuahua es uno de los perros más longevos que existen y llegan a vivir hasta 20 años o más.
  • Los chihuahuas son especialmente sensibles al frío debido a su pequeño cuerpo y fino pelaje. Es por ello que muchos dueños de chihuahuas los llevan con trajes o abrigos.
  • Podemos encontrar chihuahuas desde negros a blancos pasando por una gran variedad de colores.
  • Tiene algunas particularidades físicas, como su extraño pie parecido a una garra con uñas curvas y muy largas, o su cola con forma aplanada en la base, que disminuye de grosor hacia la punta.

Gestación y parto de una Chihuahua

El tiempo de gestación en chihuahuas es de alrededor de dos meses. Puede oscilar entre 58 y 65 días. Si la camada naciera antes de los 58 días se consideraría parto prematuro, aunque esto es poco común. Algo más habitual es que se retrase el nacimiento, lo que sería un parto tardío. En cualquier caso lo recomendable es estar muy atento a partir del día 57 de embarazo. Si después de 63 días nuestra perrita no ha parido, se recomienda llevarla al veterinario.

Los primeros signos visibles del embarazo aparecerán alrededor de la quinta semana después del cruce: observaremos como a la perra se le hinchan la tripita y las mamas. Para asegurarnos bien de que el embarazo es un hecho podemos llevarla al veterinario. Al hacerle una ecografía podremos confirmar el embarazo y ver si los cachorritos están vivos.

chihuahua preñada

Durante el periodo de preñez debemos vigilar más de cerca a nuestra perrita y estar más atento a sus necesidades. Debemos por ejemplo vigilar su alimentación, tratando de que sea sana y equilibrada, evitando excesos de grasa, de forma que podamos impedir que aumente demasiado de peso, ya que esto puede ser perjudicial para los cachorritos y para ella misma. Se recomienda continuar controlando bien su alimentación durante la lactancia. También es recomendable que haga algo de ejercicio ligero, como un paseito o jugar a algo tranquilo, que no le suponga mucha activación.

También se recomienda al cabo de algunas semanas de gestación separarla de otras mascotas e instalarla en un lugar más tranquilo y acomodado con mantas, periódicos o lo que pueda necesitar, donde pueda estar sin sobresaltos, y donde parir llegado el momento. Este paso no hay que darlo en un principio, sino llegado ya cierto momento del embarazo, alrededor de dos semanas antes de que salga de cuentas.

A medida que se acerca el parto, nuestra perrita puede mostrar comportamientos que nos parezcan extraños y que serán diferentes en cada animal. Por ejemplo podemos observar que apenas comen, que muerden o rasgan las cosas que tengan en su cama, como su manta, o que se muestran inquietas. Un signo de que el parto es inminente es el descenso de la temperatura corporal normalmente por debajo de los 37 grados.

Una vez llegado el parto la perrita suele jadear y temblar. Su cuerpo se prepara, relajándose el cuello del útero y mostrando las primeras contracciones. Tras un rato la perra se tumbará de lado y comenzarán a salir los cachorritos.

El tiempo entre el nacimiento de un cachorro y el siguiente puede variar entre unos minutos y un par de horas, así que lo ideal es estar a su lado, dándole cariño y tranquilidad. Si asistimos el parto nosotros mismos debemos coger con sumo cuidado al cachorrito recién nacido, cortar el cordón umbilical a un centímetro de su tripa, limpiar al cachorrito con un paño suave y ponerlo junto al cuerpo de su mamá.