Bulldog

Orígenes del Bulldog

Fue criado originariamente para luchar contra toros como deporte, así se dice que en Gran Bretaña lord Stamford de Lincolnshire fomentó esta cría tras ver una pelea espontánea de un perro con un toro, así se establecieron lugares de pelea en varios lugares de Gran Bretaña. Cuando se ilegalizaron estas peleas el Bulldog estuvo en peligro de extinción pero afortunadamente amantes de la raza siguieron luchando por su supervivencia.

bulldog ingles sentado en la calle

Características y carácter de un Bulldog

El bulldog es un perro amigable, de tamaño medio, compacto y con patas cortas. Tiene el cráneo largo, los ojos bajos y las orejas pequeñas y altas. Su cola puede ser recta o retorcida.

Cuidados que necesita un Bulldog

Los Bulldog son una raza de perro muy peculiar, principalmente por su aspecto. Su constitución física hace que necesiten unos cuidados propios que sus dueños deben atender para que su Bulldog esté bien y disfrute de una buena calidad de vida. El bulldog no necesita hacer mucho ejercicio; le bastará un paseo diario para estirar las patas y quemar algo de energía. Aún así no olvidemos que es necesario sacarlo al igual que a todos los perros; solo porque no sea un perro muy enérgico no significa que podamos tenerlo días y días encerrado en casa. Lo ideal es sacarlo cuando haga fresquito ya que no toleran las altas temperaturas.

cachorro macho de bulldog con ramo de flores

Se debe prestar mucha atención a la higiene de su piel, cuidando de retirar residuos que pueden quedar entre sus pliegues. El baño puede ser mensual, ya que no conviene abusar: al bañarlo debemos tener cuidado de que no le entre agua en los ojos ni en los oídos, y al acabar debemos secarlo a conciencia para que no quede humedad en la piel.

También hay que vigilar la higiene en sus ojos, que al ser grandes y próximos al suelo pueden entrar en contacto con suciedad. Los oídos también se los debemos limpiar con frecuencia. También es bueno cuidar su dentadura con un cepillo de dientes canino para eliminar el sarro o los restos de comida que se le puedan quedar.

Diferencias entre el Bulldog inglés y el Bulldog francés

Durante la Revolución Industrial mucha gente emigró de Inglaterra a Francia llevando con ellos sus perros de raza Bulldog. En Francia cruzaron los Bulldog llegados de Inglaterra con otros perros locales, dando lugar tras varias generaciones a la raza Bulldog francés. Éstos se hicieron rápidamente muy populares debido a su gracioso aspecto y a su buen carácter; también se hicieron populares en Estados Unidos, ya que muchos estadounidenses que viajaron a París en aquella época se enamoraron del Bulldog francés llevándose a la vuelta muchos ejemplares. Se puede afirmar que el Bulldog francés proviene del Bulldog inglés, y aunque son parecidos, existen ciertas diferencias, como son:

  • El tamaño: el Bulldog francés es como un Bulldog inglés en miniatura; mientras que el Bulldog francés mide unos 30 centímetros de alto y no pasa de 14 kilos de peso, el Bulldog inglés llega hasta los 40 centímetros de altura y puede pesar hasta 30 kilos.
  • Las orejas: en el Bulldog inglés son pequeñas, finas y dobladas hacia delante, y en el Bulldog francés son medianas, anchas en la base y erguidas.
  • El Bulldog inglés tiene papada y el Bulldog francés no.
  • De carácter son parecidos, ambos son nobles y leales. Se dice que el Bulldog inglés es un poco más tranquilo.
  • En cuanto a cuidados son similares, en ambos se deben limpiar y secar bien los pliegues de la piel. Puede ser más fácil bañar al Bulldog francés debido a que es más pequeño.

hembra de bulldog con 3 años

Problemas de salud

Los Bulldog son una raza de perro que tienen algunos problemas de salud asociados. Estudios genéticos han demostrado que son una raza delicada que puede presentar ciertas alteraciones que dificulten su bienestar.  Veamos algunos de estos posibles problemas:

  • Síndrome braquiocefálico: al igual que su primo el Bulldog francés y que otras razas braquiocefálicas como el Bóxer o el Shih Tzu, el Bulldog puede presentar dificultades respiratorias debido a su peculiar cráneo, que hace que no les entre todo el aire necesario, por lo cual pueden sufrir por falta de oxígeno, especialmente en situaciones en que necesiten un mayor aporte, como durante el ejercicio. Este síndrome también puede producir tos, ronquidos, respiración ruidosa y estrés.
  •  Los Bulldog son además muy sensibles a las altas temperaturas, así que debemos tomar ciertas precauciones, como no exponer a nuestro Bulldog al sol mucho tiempo, o no sacarlo durante las horas más calurosas del día, pues pueden sufrir un golpe de calor.
  • Problemas digestivos y propensión a engordar: A los Bulldog les gusta mucho comer y como no son perros muy activos, tienen tendencia a la obesidad. Debemos dosificarles la comida para que estén bien alimentados pero no en exceso, porque la obesidad conlleva otros problemas de salud y agrava los que ya existen. Debemos evitar que nuestro perro tenga sobrepeso.
  • Problemas oculares: Son propensos a lagrimear en exceso; podemos limpiarle los ojos con una gasa húmeda y secárselos con una seca. También pueden padecer endoprión o ectoprión, que son enfermedades en los párpados y que requieren operación.
  • Problemas óseos: por su genética los perros Bulldog son propensos a la displasia de cadera. Su configuración ósea hace además que el parto sea complicado, por lo cual si tenemos una hembra es bueno esterilizarla y nos evitaremos así posibles problemas.

 

cachorros de bulldog inglés blancos y marrónes

Árticulos sobre la raza Bulldog:

Las razas de perros chatos incluyen algunos de los perros más populares del mundo. Sin…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 Razasdeperros.com. Todos los derechos reservados.