Razas de perros más tranquilos

No hay nada más cierto que el hecho de que existe una raza de perro ideal para cada tipo de persona. Mientras que muchos prefieren un compañero peludo eufórico y activo, que pueda hacerse sentir en todo momento, otras personas optan por adoptar mascotas menos ruidosas y tranquilas. Si eres una de estas personas y buscas un perro silencioso para un apartamento, pero que especialmente sepa apreciar los momentos de tranquilidad dentro del hogar, aquí encontrarás nuestra selección definitiva de razas de perros más tranquilos.

Las 10 razas de perros más tranquilos

  1. Cavalier King Charles Spaniel

Cavalier King Charles Spaniel

Esta raza tiene una conexión especial con la aristocracia debido a su aspecto elegante, y sus orígenes se ubican en los siglos XVI, XVII y XVIII, específicamente en los spaniels tipo toy que eran criados como animales de compañía de las mujeres de la realeza por su carácter tranquilo. Estos perros no exigen demasiado, solo necesitan afecto de sus familiares y pueden relacionarse bien con cualquier persona que esté dispuesto a darles este cariño.

Pese a no ser ladradores, sabrán alertar la presencia de desconocidos. No obstante, no son perros guardianes porque saludan a cualquier persona con la misma simpatía que a sus propietarios. Debido a que son pequeños y derrochan tranquilidad, estos canes son excelentes compañeros de viaje. Además de ejercicio diario, esta raza necesita mucha interacción y entrenamientos en los que pueda destacar.

  1. Bulldog francés

bulldog francés macho blanco y negro en el jardín

El Bulldog francés fue desarrollado como mascota de regazo en la década de 1800. Fueron los fabricantes de encajes ingleses los encargados de crear la raza y posteriormente llevarla a Francia, cuando el comercio de encajes se trasladó a ese país en medio de la Revolución Industrial. Francia abrazó a este Bulldog y lo patrocinó hasta impulsar su popularidad al nivel que hoy día conocemos.

Estamos ante un perro muy cariñoso, simpático, y al que le encanta ser el centro de atención. Aunque no tiende a ladrar mucho, es bueno como perro guardián, ya que alertará sobre la presencia de cualquier extraño en los alrededores de su hogar. Además, es bueno para personas que llevan un estilo de vida moderado con respecto a la actividad física, debido a que no necesita demasiado ejercicio. También es bueno con los niños y se lleva bien con otras mascotas.

  1. Bulldog inglés

bulldog inglés bebiendo leche de un biberón

Esta raza proviene del Bullenbeisser, una raza antigua de mastines que fueron criados en Egipto, Roma, Grecia y Asiria con el objetivo de pelear contra animales salvajes y como vigilantes. En Inglaterra, estos perros fueron cruzados con otros canes para producir un ejemplar más pequeño, pero que pudiera servir para hostigar toros en espectáculos. Esta actividad fue prohibida en 1835 y, desde entonces, la crianza del bulldog como perro de familia se extendió hasta nuestros días.

Aunque la agresividad de sus primeros días fue eliminada, el Bulldog aún conserva un grado alto de valentía y es un excelente perro guardián. No obstante, su simpatía, su tranquilidad y su excelente disposición para socializar con personas y mascotas por igual, lo hacen un excelente can para cualquier familia. Además, tiene buen sentido del humor y le encanta jugar sin que esto implique hacer demasiado ruido.

  1. Basenji

Este perro tiene una historia que se remonta al Antiguo Egipto, donde se cree que eran acompañantes de los faraones. No obstante, la raza migró hacia otros países africanos y se estableció como un cazador de ratas y alimañas feroces. Durante la época victoriana la raza fue reconocida por Occidente, especialmente por la tranquilidad de estos perros y sus escasos ladridos.

A pesar de que no ladra, el Basenji emite una especie de aullido cuando está muy ansioso o nervioso. Es un perro independiente en sus acciones, y muchas veces es comparado con un gato por su habilidad para escalar árboles y alejarse del contacto humano. No obstante, este can es cariñoso con sus propietarios. La socialización es importante a una edad temprana, especialmente porque puede mostrarse agresivo con otros perros.

  1. Borzoi

borzoi-perro-grande

Esta raza de origen ruso fue utilizada en sus inicios para la caza de lobos. Gracias a su personalidad tranquila y su aspecto imponente, el Borzoi era ofrecido por los zares a los monarcas europeos como obsequio. La raza estuvo a punto de extinguirse tras la Revolución Rusa de 1917, pero fueron estos perros dados en obsequio a los gobernantes occidentales los que garantizaron la supervivencia de la raza.

Pese a su tamaño (hasta 74 cm de altura), el Borzoi es un perro que refleja mucha tranquilidad y es dócil. Sin embargo, es distante con los extraños y tolerará a otras mascotas siempre que tenga un temperamento similar al suyo. También pueden adaptarse bien a otros animales, incluidos los gatos, pero esto ocurrirá si reciben socialización desde edad temprana, ya que siempre tendrán el impulso de presa.

  1. Lebrel escocés

lebrel escocés de pelo gris y blanco

Este cazador tradicional es originario de las Tierras Altas de Escocia. Retratado usualmente en obras antiguas, este can también fue un gran acompañante para grandes personajes de la aristocracia. La raza estuvo a punto de desaparecer cuando la caza de ciervos con escopeta se convirtió en una moda, pero el esfuerzo de los criadores mantuvo al Lebrel escocés a flote hasta nuestros días.

A pesar de que puede ser tan fuerte como para dominar a un ciervo, este perro es delicado y dócil, lo que lo hace un excelente animal de compañía. Este can necesita mucho ejercicio físico debido a la gran cantidad de energía que acumula. Si eres capaz de cubrir esta necesidad básica, recibirás a cambio toda la lealtad, el afecto y la entrega de un perro amoroso que te acompañará en todo momento.

  1. Soft Coated Wheaten Terrier

Soft Coated Wheaten Terrier

Este terrier se desarrolló inicialmente ante la necesidad de los granjeros irlandeses de eliminar las alimañas de las granjas. Este can es el terrier más antiguo de Irlanda y prueba que la cría de animales en este país no solo es exitosa para los caballos corredores.

La personalidad de esta raza es explosiva y divertida. Siempre que sea incluidos en todas las actividades familiares y puedan sentirse atendidos, estos perros harán todo lo posible por agradarte y te darán toda su confianza. En ocasiones, como cualquier otro terrier, estos perros pueden hacer travesuras y ser destructivos, pero esto puede controlarse con tareas y actividad física constante. Son fáciles de entrenar, pero se requiere paciencia en el adiestramiento, debido a que son algo tozudos.

  1. Shiba Inu

shiba inu marrón y blanco

Originario de Japón, este can se utilizó durante mucho tiempo para la caza menor en regiones montañosas. Shiba Inu significa “perro pequeño” en japonés, y es literalmente una versión más pequeña del Akita Inu. La antigüedad de la raza se remonta al siglo III a.C., pero estuvo a punto de extinguirse durante la Segunda Guerra Mundial.

Es un perro activo, enérgico y muy sociable, aunque su principal característica es su independencia y el gran instinto de caza que posee. Para controlar este instinto se requiere socialización temprana y adiestramiento constante. Un aspecto curioso de este can es su aullido, conocido como “grito shiba”, que solo emite cuando está muy emocionado o ansioso.

  1. Pastor Ovejero australiano

A pesar de su nombre, este perro de pastoreo se desarrolló en EE.UU. La raza fue criada por pastores del Pirineo vasco, quienes llevaron varios perros “grises” para trabajar en el país norteamericano a finales del siglo XIX y principios del XX. Luego, estos perros se cruzaron con otros pastores nativos y nació el Pastor Ovejero australiano, con capacidades de trabajo reforzadas.

Debido a que casi todo su árbol genealógico incluye perros pastores, este Ovejero presenta un instinto poderoso para el pastoreo, por lo que se debe tener especial cuidado con los niños, ya que puede arrinconarlos o buscar que se formen en filas siguiendo su instinto. Para evitar esto, se requiere socialización temprana y adiestramiento, dos herramientas que lo ayudarán a controlar también su escepticismo natural con los desconocidos.

  1. Boyero de Berna

cachorros de boyero de berna

De aspecto imponente y aristocrático, el Boyero de Berna es una de las razas de perros más tranquilos que mayor antigüedad tiene, con registros que datan de hace más de 2,000 años, durante la invasión de los romanos a Suiza. En ese entonces, los perros boyeros eran distintos en aspecto y habilidades, pero luego fueron cruzado con mastines y otros perros para suavizar su carácter. El resultado fue un perro capaz de tirar de carros con productos de todo tipo, incluidos alimentos.

La historia de trabajo de esta raza no tiene nada que ver con su carácter en la actualidad. El Boyero de Berna es un perro despreocupado, simpático y muy amoroso. La mayoría de las veces, querrá que se le incluya en todas las actividades familiares, y es muy extraño que se muestre distante con algún familiar. Es especialmente fanático de los niños, a quienes protegerá con su vida si la situación lo amerita. Ladrará para anunciar la llegada de desconocidos o visitantes, pero el ruido solo durará lo que tarden esas personas en entrar a la casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2022 Razasdeperros.com. Todos los derechos reservados.