Guía de Cachorros

Categorías

Raza del mes

Primeras semanas y socialización

Los cachorros tienen unas necesidades concretas, ya que al estar creciendo necesitan más aporte de nutrientes que un perro adulto; por ello hay que darle un pienso especial para cachorros que hoy en día existe en casi todas las marcas. Es conveniente observar que el perrito come una cantidad adecuada. Se puede hacer echándole la cantidad que debe comer en cada ocasión y así tenerle más controlado, además de hacer que coma con deseo, o bien echándole más cantidad de pienso y que sea el perrito quien se administre lo que come; quizá la primera opción sea más recomendable para los primeros días, aunque va a depender de la raza, y es bueno consultar con el criador. Se recomienda que el perrito coma tres veces al día hasta los seis meses, y después dos veces; si por lo que sea no se le puede dar de comer tres veces y se hace dos, el cachorro se adaptará sin problema. También hay que observar las heces, si son marrones y duras será buena señal, significa que el perrito está digiriendo bien la comida y que no tiene problemas estomacales.

Familia con su perroTambién es importante observar su comportamiento, cómo actúa con los miembros de la familia, con otros animales, cómo juega, cuán sociable es… Lo cierto es que cada perrito tiene su forma de ser y debemos conocerle para educarle de manera correcta. Si vemos que a nuestro cachorrito le gusta jugar con otros perros será buena señal para su socialización. También es buena señal si es simpático con otras personas, sobre todo de diferentes edades y sexo. Cuando esté relajado podemos acariciarle las orejas, la boca y las patitas para ver cómo reacciona; si se pone agresivo o trata de huir puede que sea un perro al que no le guste tumbarse con su dueño en el sofá. También podemos probar a ponerle boca arriba; es normal que luche un poco pero normalmente después se relajará y se mostrará sumiso. Si lucha excesivamente o se pone agresivo puede que tenga un carácter dominante.

La socialización de un cachorrito es muy importante, es ayudarle a aprender a sentirse cómodo en la sociedad. Debe iniciarse a partir de las tres semanas de vida para que desde el principio el perro se vaya habituando a los múltiples estímulos sociales y no desarrolle miedos o conductas agresivas ante las situaciones nuevas. Se trata de que el perrito pueda cruzarse con otros perros, gatos o personas, o pueda verse en una multitud o pueda ir al veterinario tranquilamente, sin ver estas situaciones como amenazantes.

No hay duda de que un perrito bien socializado va a ser más feliz y va a contribuir a que su familia también lo sea, por ello es importante centrarse en esto. Para más información sobre la socialización podéis consultar nuestro artículo “La socialización del cachorro” .

Lhasa apso puppy at Christmas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *