Piscinas para perros

Sí, estáis oyendo bien. Existen piscinas especialmente diseñadas para perros. ¿A vuestro perro le encanta el agua y queréis hacerle el súper regalo de una piscina para perros? Pues no penséis más porque seguro que triunfáis.

Las piscinas para perros no sólo sirven para que tu perro lo pase genial y esté muy fresquito. Les ayudan mucho a estar saludables y hacer ejercicio.

Además hay razas como el labrador retriever o el golden retriever que directamente son unos completos enamorados del agua. Poniendo en vuestro jardín una piscina para perros ayudaréis a que lo pasen genial y a la vez se ejerciten y estén saludables. Además también sirven para la rehabilitación de perros con problemas o para reactivar a perros mayores.

piscina para perro labrador retriever

Además en verano las piscinas nos ayudan y mucho. El hecho de que haga mucho calor hace que la mayoría de propietarios disminuyan el número e intensidad de paseos que dan a sus perros. Esto hace que los perros se tiren todo el día dormitando, sin nada que hacer y con poca motivación ante cualquier actividad. Cuando tienen una piscina esto cambia. Se entretienen durante todo el día y queman la energía que dejan de quemar por la disminución de los paseos debido al calor.

La diferencia entre las piscinas para perros y las tradicionales es obvia, son más resistentes. Por ejemplo el suelo suele ser antideslizante y a prueba de pinchazos producidos por las uñas de nuestras mascotas. Además las piscinas para perros suelen tener paredes más bajas para asegurar la seguridad de nuestra mascota.

mejor piscina para perros

Existen piscinas plegables y también rígidas. Las rígidas son como bañeras de plástico duro y no se podrán desmontar ni transportar, aunque también son más duraderas.

Además existen juguetes para que nuestro perro se entretenga en el agua. Estos juguetes acuáticos para perros son flotantes y se hunden y vuelven a salir a la superficie. Son bastante divertidos y los entretienen mucho. También podemos comprar estos objetos para jugar con ellos en nuestras propias piscinas. Podemos lanzárselos al agua para que vayan a buscarlos o participar con ellos en la piscina dándonos nosotros también un buen baño.

Siempre que nuestro perro está en el agua tenemos que tener precaución. Dependiendo de la edad y experiencia que tenga nuestro perro en medios acuáticos ésta será mayor o menor. Si son cachorros tendremos que estar totalmente encima de ellos ya que pueden tener problemas para salir del agua, etc.

¿Qué tal os parece esta idea de piscinas para perros? ¿Se os había ocurrido? ¿Tenéis una? Esperamos todos vuestros comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *