Mi cachorro muerde, ¿qué hago?

 

¿Cuántas veces hemos encontrado a nuestro cachorro mordisqueando cosas? Le regañamos para que deje de hacerlo, pero ¿nos entiende? Los cachorros tienen un fuerte instinto de morder cosas y es necesario que nosotros les enseñemos lo que pueden hacer y lo que no.

 

La conducta de morder es normal en los cachorritos, es incluso necesaria; para ellos es una forma de reconocer el mundo que les rodea. Con un olfato tan desarrollado son muchos los olores que les atraen y cuando localizan un objeto atractivo tienden a morderlo. Además en esa etapa de su desarrollo les están saliendo los dientes, lo cual les genera malestar en las encías, que tratan de aliviar mordiendo cosas. Si además el perrito se aburre o tiene un exceso de energía por falta de ejercicio, puede ser que muerda todo lo que esté a su alcance de forma obsesiva. Esto no es adecuado y debemos trabajarlo con él para que aprenda a controlarse.

 

Es importante ser pacientes y constantes cuando estamos tratando de corregir un comportamiento inadecuado con un cachorro. En realidad no se trata de conseguir que no muerda en absoluto, ya que el perro debe aprender a controlar su fuerza durante estos primeros meses, lo cual le evitará problemas de mayor (y a su familia). Se trata de que muerdan solamente lo que nosotros le permitamos, es decir, sus juguetes, que son especiales para eso. Además hay que enseñarle a no morder cosas que no debe. Veamos algunos consejos:

 

–          Los cachorritos necesitan que les prestemos atención: son muy curiosos por naturaleza, y debido a su falta de experiencia en el mundo, no tienen conciencia de lo que es peligroso. Nos corresponde a nosotros vigilarlos y marcarles unos límites.

 

–          Lo primero que debemos hacer es comprarle unos juguetes adecuados para que puedan morderlos tranquilamente. Es importante que sean de cierta calidad y seguros, para que, por ejemplo, no se desprendan partes que puedan hacer que el perrito se atragante. También se le pueden proporcionar unos huesos especiales para morder que encontraremos en cualquier tienda para mascotas.

 

–          No debemos caer en el error de dejar que muerda algún objeto nuestro, como un zapato,  solo “porque es viejo” o “lo íbamos a tirar”. Esto no es bueno ya que el cachorro no distinguirá qué objeto es viejo y cuál es nuevo; él entiende que puede morder cualquier cosa que se encuentre a su alcance.

 

cachorro muerde

 

–          Como siempre, prevención: no dejemos objetos tirados que pueda coger, sobre todo si no estamos delante. Cuidado en el baño, donde puede coger algo que no debe sin que nos demos cuenta. Si tenemos que dejar solo al cachorro debemos quitar cosas potencialmente peligrosas, como cables, u otras cosas que no queramos que muerda.

 

–          Si nos mordisquea los dedos podemos enseñarle a calibrar su fuerza. Es necesario que el perro aprenda que puede causar dolor. Cuando nos muerda con cierta fuerza, le haremos entender que nos duele, por ejemplo con una leve queja; normalmente el perrito entenderá que nos duele (lo ideal es que en realidad no nos duela), y aflojará. Si lo hace podemos premiarle. Si no lo hace podemos probar a quejarnos de una forma más notoria. Si aún así sigue mordiendo fuerte lo que podemos hacer es retirarle la mano, o incluso salir unos segundos de la habitación, lo cual será interpretado por el perro como un castigo.

 

–          No es bueno que nos mordisquee la ropa o complementos que llevamos puestos, como pulseras, etc. También si nos muerde a nosotros o cosas que no queremos debemos pararle inmediatamente usando una orden clara y firme, por ejemplo “¡no!”. Recordemos que la idea es que el perro deje de morder en cuanto se lo ordenemos. Si la orden funciona y deja de morder podemos darle un pequeño premio para que entienda bien esa orden y que tiene que obedecerla.

 

–          A medida que el perrito vaya madurando podemos probar pequeños ejercicios, como ponerle delante varios objetos que no debe morder y alguno que sí (sus juguetes). Si muerde los que no debe le paramos con un “¡no!” y le damos el suyo. Si lo coge y juega con el que queremos le premiamos. Después se puede probar lo mismo pero saliendo de la habitación y regresando en unos segundos para ver cuál esta mordiendo. De nuevo le paramos o le premiamos.

 

–          Mantén a tu cachorro bien ejercitado. Los primeros meses duermen muchas horas al día pero según van creciendo necesitan menos sueño y más juego y ejercicio. Si el perro se aburre o tiene mucha energía es más probable que le dé por morder o romper cosas. Es nuestra responsabilidad darle el ejercicio que necesita, al igual que le damos el agua y el alimento.

 

Por último recordad que es muy importante tener paciencia y ser constantes cuando estamos enseñando a un cachorrito. Con dedicación y esfuerzo podemos conseguir excelentes resultados. De todas formas recomendamos consultar con nuestro veterinario que nos podrá ayudar y solucionar posibles dudas que nos surjan. Para más información sobre cachorros pinchar aquí.

 

 

2 Respuestas a Mi cachorro muerde, ¿qué hago?

  1. Maria Rosa Cerezo

    Hola buenas tardes, tengo un canich d 4 meses, es amoroso, muydulce y jugueton pero no para de morderme, pero es solo a mi, a mi esposo lo respeta, él le ice no! y hace caso, yo le digo y sigue mordiendo, hasta lega a lastimarme, que puedo hacer? desde ya gracias

  2. por que mi perro muerde mi mano tieni un mes y medio se llama herculesen este momento me esta mordien por favor una ayudaa rapida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *