Limpiar los dientes a nuestro perro

 

Al igual que nosotros nos lavamos los dientes y mantenemos una higiene bucal, es importante que con nuestra mascota hagamos lo mismo. Con el paso del tiempo se va acumulando sarro y placa bacteriana en la dentadura de nuestro perro, y esto puede acarrear algunas complicaciones de salud; depende de nosotros actuar para prevenirlas.

 

Si no limpiamos los dientes a nuestro perro corremos el riesgo de que se le acumule suciedad; esto puede generar problemas como mal aliento, gingivitis o infecciones bacterianas. Los residuos en los dientes son el caldo de cultivo perfecto para que proliferen las bacterias, las cuales pueden causar una infección, no solo en la boca, sino en todo el organismo, ya que pueden expandirse por otros órganos como los riñones, el estómago o el hígado.

 

Cuidar los dientes y encías de nuestro perro es una forma de prevención contra este tipo de problemas y ayudaremos a que éste siga cumpliendo años con la dentadura en buenas condiciones. Hay que tener en cuenta que con la dentadura deteriorada su dieta se empobrecerá por la imposibilidad de masticar ciertos alimentos, lo cual también puede ser perjudicial para su salud.

 

Lo ideal es que empecemos a cepillar los dientes a nuestro perro cuanto antes, cuando aún es cachorrito, para que le cueste menos asimilar esta tarea y la acepte como parte de la rutina. Si  acostumbramos al perrito a estas tareas desde un principio nos será más fácil hacerlo, ya que opondrá menos resistencia al considerarlo algo normal, que siempre ha vivido. Es buena idea hacerlo después de que haya hecho algo de ejercicio, para que así esté más relajado y cansado; de esta forma se dejará hacer más fácilmente ya que estará menos ansioso.

 

 

También es bueno ofrecerle algún premio al acabar el cepillado, así estará más motivado para colaborar las próximas veces. En general, las razas de perros pequeños tienen más problemas bucodentales, por tanto necesitan más atención en este aspecto; en cualquier caso no debemos descuidar la higiene bucal cualquiera que sea la raza de nuestro perro. En cuanto a la frecuencia podemos hacerlo de una a tres veces por semana, aunque también hay quien propone hacerlo a diario. Para solucionar dudas lo mejor es consultar con nuestro veterinario.

 

No debemos usar la misma pasta de dientes que utilizamos para nosotros ya que puede ser tóxica para ellos, sino que debemos adquirir una especial para perros. A día de hoy existen multitud de productos para cuidar la boca de nuestro perro, como cepillos de distintos tipos (algunos para ponérnoslo como funda en un dedo y cepillar los dientes), pastas especiales con sabores que agradan a los perros, snacks para la limpieza, huesos para morder que también le limpian los dientes, polvos, gotas, etc.

 

Una buena alimentación es crucial para la salud de nuestro perro. Aconsejamos darle pienso de buena calidad, ya que la comida va a influir en todos los aspectos de la vida del perro, tal y como ocurre con nosotros. Es mejor la dieta seca para mantener los dientes más sanos y limpios; existen incluso piensos especiales para el cuidado de la dentadura. Lo más recomendable es consultar con nuestro veterinario para que nos aconseje sobre lo adecuado o no del uso de ciertos productos, así como de la instauración de ciertos hábitos que serán beneficiosos para nuestra mascota y por tanto también para nosotros. Además es importante acudir con regularidad para llevar al día las revisiones.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *