Ejercicio con nuestro perro

Para nuestro perro es fundamental hacer ejercicio. Es beneficioso para ellos (al igual que para nosotros), como método de quemar energía, de hacer funcionar correctamente el metabolismo corporal y de prevenir o evitar posibles comportamientos destructivos o agresivos. El ejercicio físico ayudará sin duda a mejorar la calidad de vida de nuestra mascota, y la nuestra también. Lo ideal es hacer ejercicio con nuestra mascota todos los días, aunque sea un rato corto si no disponemos de más tiempo.

 

La necesidad de ejercicio de nuestro perro va en función de sus características: edad, raza, peso, si es un perro muy activo o poco, posibles problemas de salud, etc… Por ejemplo, los perros de caza, deportivos y pastores tienen bastante más necesidad de ejercicio que otras razas debido a su naturaleza. Son razas que han sido criados para soportar duras jornadas de trabajo y tienen gran capacidad y resistencia, por lo cual habrá que tratar de compensar este exceso de energía haciendo que la quemen.

 

Otros perros, por ejemplo los braquicéfalos, es decir, aquellos con la nariz chata y las vías respiratorias estrechas, como el Bulldog, necesitan menos movimiento; normalmente tendrán bastante con un paseíto diario por el barrio para estirar las patas y quemar energía. Eso sí, aunque un perro necesite menos ejercicio que otro, siempre necesita algo. Si nuestro perro es de una raza poco activa también debemos tratar de que haga ejercicio a diario porque así se sentirá mejor: estará más en forma, más motivado y sus funciones corporales se desarrollarán mejor, manteniendo así controlado su peso.

 

Es bueno empezar poco a poco con nuestro perrito, desde bien joven, e ir conociéndolo. Si nos fijamos bien podremos interpretar sus señales, si le apetece ir a pasear, si está cansado o en cambio desborda energía y necesita salir a quemarla… Con el tiempo iremos adaptando las sesiones de ejercicio al perro, para que tenga una dosis adecuada. Lo ideal es que al final el perro acabe fatigado pero feliz, no agotado que no se pueda mover.

 

Si nos gusta mucho el ejercicio y queremos llevar a nuestro perro a que nos acompañe (por ejemplo a correr), o queremos iniciar un programa más serio de entrenamiento físico con nuestra mascota, sería bueno primero consultar al veterinario para comprobar que el animal está en buenas condiciones y también para ver si lo que tenemos pensado se adaptará bien a él; no es bueno sobrecargar al perro, ni tampoco es bueno un ejercicio que sea demasiado leve. Se recomienda calentar un poco al principio de la sesión con un breve paseo.

 

Recuerden que un perro necesita hacer ejercicio todos los días, aunque sea un poco, así que intenten no fallarle y ¡diviértanse!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2022 Razasdeperros.com. Todos los derechos reservados.