Consejos para bañar a nuestro perro

 

–          Desde el principio: Lo más importante a la hora de bañar a nuestra mascota, ya sea un gato o un perro, es empezar a hacerlo lo antes posible, es decir, cuando aún es cachorro; de esta forma se acostumbrará desde el principio y entenderá que es algo normal, que forma parte de su rutina desde siempre.

 

–          Controla bien la temperatura del agua para que no se asuste, sobre todo las primeras veces que lo bañes. Los perritos son sensibles al agua muy fría o muy caliente, y si la primera vez que le metes en el agua se lleva una mala impresión, puede estar [email protected] de que la próxima vez no se querrá meter.

 

–          Intenta hacerlo cómodo: por ejemplo puedes poner la típica alfombrilla de plástico antideslizante en la bañera, ya que el tacto de la loza no es agradable para un perro y además se puede resbalar. Es bueno hacer el baño lo más agradable posible para que el perro no coja miedo.

 

bañando a nuestro perro

 

–          No actúes con brusquedad: intenta hacerlo todo con suavidad para que el perrito no note tensión, sino que confíe en ti y se relaje, lo cual nos facilitará mucho la tarea.

 

–          Ayúdale a relajarse: por ejemplo masajeándole con delicadeza al enjabonarle, o dejándole algún juguete con el que se pueda entretener mientras le bañas.

 

–          Usa buenos productos para el baño: champú y acondicionador de calidad darán mejor resultado y dejarán a tu perrito más guapo.

 

–          ¡Cuidado con los resfriados!: especialmente si bañamos al perro en un lugar frío; debemos tener cuidado y secarlo bien, usando una toalla y un secador. Es importante eliminar bien la humedad ya que ésta puede hacer que el perrito se resfríe, o que huela mal.

 

–          Premios: importante también darle premios, especialmente al finalizar el baño, aunque también se le pueden dar antes y durante, pero con cuidado. Es mejor que perciba el premio como lo que es, una recompensa por haberse portado bien.

 

–          Prueba: estos consejos pueden ayudar a algunas personas a la hora de bañar a su perro, pero es bueno probar distintas cosas o ideas que se ocurran; cada perro y cada dueño son únicos y está bien encontrar qué es lo que mejor nos funciona a nosotros.

 

Más información en www.razasdeperros.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *