Beneficios para nuestra salud de tener perro

No es un secreto que tener una (o varias) mascotas es una gran fuente de alegría para la mayoría de la gente. Nos gusta ese amor desinteresado que los animales ofrecen, ese cariño puro y libre de rencores. En muchas familias las mascotas ocupan un lugar central y son miembros del grupo de pleno derecho. Es indudable que nos ofrecen cantidad de satisfacciones y que nos hacen sentir bien.

 

Pero además, tener mascota puede tener efectos beneficiosos, tanto directos como indirectos, sobre nuestra salud. A partir de la publicación en 1987 del primer gran estudio sobre este tema titulado “Salud y beneficios de los animales de compañía” por el National Institute of Health de los Estados Unidos, es mucho lo que se ha investigado y aprendido, y a día de hoy podemos afirmar que tener una mascota puede mejorar nuestro estado de salud de diferentes maneras:

 

–        La sola presencia de nuestra mascota contribuye a que nuestro humor mejore al entrar en contacto con las emociones positivas que ésta nos provoca. Si llegamos a casa tras un duro día y nuestro perrito nos recibe con todo su cariño y su alegría, automáticamente nos sentiremos mejor, arropados en la calidez de nuestro hogar.

 

–        Como sabemos, los perros necesitan hacer ejercicio; según la raza necesitará más intensidad o menos, pero todos los perros deben salir al menos una vez al día para quemar energía y estar sanos y equilibrados; pues bien, cuando salimos a la calle con nuestro perro también ayudamos a nuestra salud, ya que también nosotros estamos haciendo ejercicio, lo cual nos beneficiará enormemente, por ejemplo ayudando a controlar el colesterol, los triglicéridos y la tensión arterial. Es importante combatir la vida sedentaria y a veces es difícil por los horarios o el lugar donde vivimos. Tener perro será una buena “excusa” para salir a ejercitarnos.

 

–        Si tenemos problemas de estado de ánimo, como tristeza o síntomas depresivos, la presencia de una mascota puede ser de gran ayuda. En principio puede ayudar previniendo la aparición de estos problemas, ya que tener un perro exige unos horarios y rutinas que será bueno mantener para articular nuestros días. Además el amor de un perrito nos fortalece la autoestima, sabemos que nuestro perro estará con nosotros hasta el final y esto nos aporta cariño y seguridad.

 

–        La compañía de nuestra mascota puede reducir nuestro nivel de estrés. En un estudio de la State University of New York en Buffalo, los investigadores encontraron que cuando la gente se enfrentaba a una tarea estresante, ésta producía menor nivel de estrés si la persona estaba con su mascota que si estaba sola o incluso acompañada por algún ser querido.

 

–        Se han realizado varios estudios en distintos países que han demostrado que tener un perro puede ayudar a personas que padecen fibromialgia o dolor crónico. En España podemos referirnos al estudio realizado por la asociación sin ánimo de lucro Fud Therapy en Lleida durante el año 2012 en el que mostraron que la terapia con perros ayuda a las personas con fibromialgia a reducir la ansiedad y el dolor.

 

–        También se ha demostrado que tener un perro en casa puede ayudar a que los niños pequeños desarrollen un sistema inmunitario más fuerte y sean más resistentes a problemas de asma y alergias. Esto puede deberse a ciertos microorganismos presentes en el pelo de los perros y que pueden actuar a modo de vacuna.

 

razasdeperros.com

 

Fuentes: http://www.buffalo.edu / http://fudtherapy.blogspot.com.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *