Adiestramiento del pastor alemán

La raza pastor alemán es una de las más inteligentes y despiertas que existen, por tanto es de las mejores para aprender. Pensamos que el adiestramiento es cosa de profesionales, gente que se dedica a ello y que controlan todas las variables a la hora de adiestrar a un perro.

 

No obstante, con un poco de esfuerzo y constancia, nosotros mismos podremos enseñar algunas cosas a nuestro pastor alemán, es cuestión de informarnos bien y de tener paciencia. Veamos algunos consejos que nos pueden ayudar:

  • Lo bueno es comenzar su adiestramiento cuanto antes ya que cuanto más joven sea el perro más facilidad tendrá para aprender. Es importante en este primer tiempo que pasemos con nuestro perro fijarnos en que aprende las cosas bien, tal y como nosotros queremos. Si el perro se da cuenta de que sus actos no tienen consecuencias, hará siempre lo que le venga en gana.
  • Dedicar tiempo a jugar con el perrito desde que es cachorro. Así cogerá confianza y estará relajado para entendernos y obedecernos. No es bueno que el perro tenga miedo ni tampoco que le falte cariño.
  • Podemos empezar por enseñarle algunas órdenes básicas, como sentarse, pararse o traer algún objeto. Para ello hay que ir premiando las aproximaciones sucesivas. Por ejemplo, si queremos enseñarle que al darle la orden “¡sit!” tiene que sentarse, podemos premiarle si vemos que se aproxima o que nos mira con interés; así mantendremos su atención en el ejercicio, pero ya volveremos a premiarle cuando se siente o esté a punto de hacerlo.
  • El refuerzo positivo funciona mejor que el castigo. Recompensar al perro por algo bien hecho es siempre más efectivo que castigarle por hacer algo mal. Cuando estemos trabajando adiestramiento con nuestro pastor alemán, debemos darle premios continuamente, según se vaya acercando a lo que queremos; así verá que esa es la conducta que deseamos. Al obtener algo que le gusta por actuar de cierta manera, es más probable que en el futuro vuelva a actuar igual.
  • Para trabajar la educación con nuestro perro se aconseja usar palabras que suenen diferentes para las distintas órdenes, ya que así el perro reconocerá con más facilidad qué debe hacer. Además hay que transmitirle las órdenes con firmeza y claridad, con decisión pero sin asustarle.
  • Desde pequeño es bueno enseñarle a tumbarse boca arriba cuando juega con nosotros. Para los perros es un gesto de sumisión que solo consienten cuando están con alguien en quien tienen plena confianza y a quien obedecen plenamente; es bueno que aprenda esto desde cachorro.
  • Como premio podemos usar algo de comida, algo pequeño y que al perro le guste (como galletas o golosinas). No es aconsejable intentar entrenar al perro mientras tiene mucha hambre ya que estará demasiado ansioso por comer, y no prestará la debida atención a nuestras órdenes. Es bueno que coma un poco antes del entrenamiento de forma que no tenga hambre y esté enérgico para atender y aprender.
  • Ojo con la jerarquía: recordemos que los perros tienen un fuerte instinto de manada y que en la manada existe un orden; él debe comprender que está abajo en esa jerarquía y que debe obedecer al resto de miembros de la familia, no solamente al que él considera su líder.

pastor alemán

Referencias:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Pastor_alem%C3%A1n
  2. https://www.razasdeperros.com/tamano/grande/
  3. http://www.deutsche-schaeferhund.com/es/criadores/criadores_pastor_aleman_argentina.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *