10 principales enfermedades en la raza Bóxer

La raza bóxer es una de las más populares del mundo. Como ocurre con todas la razas que se ponen de “moda” se suben al carro criadores que no tienen la suficiente experiencia en la raza o cuyo único objetivo es generar los máximos ingresos. Por esto no tienen en cuenta las líneas de cría, las taras genéticas, etc. Esto ha producido que la raza bóxer arrastre algunos problemas de salud por un lado relacionados por esta cría irresponsable y por otro por sus propias características.

Las diez enfermedades más comunes que pueden padecer los bóxer son:

  1. Pueden tener problemas del corazón, la miocardiopatía dilatada canina (MDC) primaria sugiere una predisposición en la raza bóxer, esta enfermedad limita el bombeo de sangre del corazón. Además pueden desarrollar estenosis aórtica, también super frecuente en otras razas, supone la estrechez de la válvula aórtica.
  2. También tienen propensión a sufrir problemas del tiroides. Conocido como hipotiroidismo consiste en que el perro que tenga esta enfermedad producirá menores hormonas del tiroides; cuyos signos principales son la fatiga, el aumento de peso y problemas dermatológicos.
  3. Enfermedades de la piel, estas pueden ser consecuencia como hemos dicho en el punto anterior por problemas en el endocrino. También pueden sufrir alopecia cíclica
  4. Displasia de cadera
  5. Tienen mayor propensión a desarrollar un tumor que otras razas
  6. Artritis canina
  7. Los bóxer blancos pueden ser más propensos a la sordera
  8. Artrosis canina, en rodillas, caderas, hombros y espalda. Lo que según va avanzando les produce dolores y pérdida de movilidad.
  9. Pueden tener flatulencia excesiva, por eso siempre hay que alimentarlos con piensos de excelente calidad, y si se observa algún problema digestivo prepararles una dieta adecuada.
  10. Tienen propensión a padecer distintas alergias. Pueden ser tanto alimentarias como cutáneas

imagen perro bóxer

Aunque no es una enfermedad propiamente dicha, además tenemos que tener mucha precaución ante los golpes de calor con los perros bóxer, ya que por su propia fisionomía les afectan bastante.

Con todos estos puntos no queremos decir que sí o sí un perro bóxer tendrá estos problemas a lo largo de su vida, de hecho comprándolo a un criador responsable y que te ofrezca los certificados sanitarios de los padres, te hable de su historia, etc. se reduce bastante las probabilidades de que tu bóxer los desarrolle.

 

Fuentes:
http://www.racve.es/publicaciones/miocardiopatia-dilatada-canina-aspectos-clinicos/
http://www.veterinaria-somaza-perez.es/hipotiroidismo.html

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *