Dálmata

dalmata

Orígenes de la raza

No existe consenso respecto al origen de la raza. Se localizan perros moteados tanto en África como en Europa o Asia. A veces se alude a unas pinturas aparecidas en Croacia que datan de principios del siglo XVII como la primera representación de un perro dálmata. El dálmata toma su nombre de Dalmacia en la costa adriática, pero la raza moderna se estableció en Inglaterra.

Carácter del  Dálmata

El dálmata es un perro muy activo, enérgico y vivo. Fue criado como perro acompañante de carruajes gracias a su cuerpo fuerte ágil y atlético. Necesitan una buena dosis de ejercicio diario para encontrarse sanos física y mentalmente; en caso contrario puede desarrollar comportamientos destructivos e incluso autolesivos. Necesitan un dueño firme que les marque su lugar en la manada y que sepa aprovechar sus cualidades, por ejemplo trabajando pruebas de agility. Es un perro que necesita que se le dedique tiempo para entrenar y le gusta aprender nuevos trucos y ejercicios. A los dálmatas les gusta formar parte de la familia, de hecho les encanta ser el centro de atención. Les gusta convivir con niños aunque algunas veces se pueden sentir estresados con niños demasiado pequeños. Es importante socializarlo desde cachorro para que se acostumbre a estar en presencia de otros animales y de otras personas, además si se tienen niños hay que enseñarles cómo tratarlos. También es conveniente mostrar a los niños la forma de jugar con el perro. Al dálmata no le gusta estar solo durante mucho tiempo, es un perro que prefiere estar acompañado. Al ser un perro inteligente se le puede entrenar y conseguir un alto nivel de obediencia; el dálmata puede ser un buen perro de guarda y defensa. El perro debe asumir su papel en la manada, por ejemplo no se le debe dejar caminar delante de su líder, sino que siempre debe ir por detrás, ya que esto para ellos representa la jerarquía. Lo más adecuado para tener un dálmata es, por un lado ser una persona activa, y por otro tener ciertas nociones de adiestramiento, o al menos de lo que supone ser líder de manada.

Cualidades de esta raza

Enérgicos y amigables, perfectos para personas que realizan deporte al aire libre y que tienen tiempo para dedicarles.

Colores del  Dálmata

Sobre la raza:Dálmata

El dálmata es un perro fuerte, grande y musculoso. Su rasgo más característico es su manto de fondo blanco moteado de puntos negros o marrón oscuro (color hígado) que no se difuminan entre sí, sino que están distribuidos uniformemente por todo el cuerpo. Los puntos de las extremidades suelen ser más pequeños que los del cuerpo. Es un perro muy atlético de huesos fuertes: las patas delanteras son rectas y las traseras ligeramente redondeadas. Los pies son redondos, compactos y las uñas pueden ser blancas o del color de las manchas (negro o marrón). La cabeza es igual de ancha que de larga, plana por arriba, con el hocico también largo, la trufa de color negro o marrón según el color de las manchas, los ojos son marrones o azules o una combinación de ambos colores, estando moderadamente separados y con un toque almendrado, y las orejas son medianas, anchas en la base, de inserción alta y se redondean hacia la punta: normalmente con las motas bien definidas. Los cachorros nacen totalmente blancos y los puntos negros se desarrollan posteriormente. Suelta pelo durante todo el año, pero especialmente en las épocas de muda, dos veces al año. Son perros considerados limpios, ya que apenas huelen. Se recomienda cepillarlos con frecuencia y bañarlos solo de vez en cuando. Su salud es regular: se estima que entre un 10-12% de los dálmatas nacen sordos. Además pueden ser propensos a piedra en el riñón, niveles altos de ácido úrico o alergias.

Características de la raza
Dálmata

dálmata y caballo

perro dálmata mirando un caballo